La innovadora metodología de Luis Llopis ha encumbrado al portero del Real Madrid y sigue dando frutos en Marcet.

Cuando Luis Llopis llegó a la Fundación Marcet, los profesores de la Academia Internacional de Porteros no tardaron mucho en darse cuenta de que estaban ante uno de los mejores y más carismáticos entrenadores del mundo. La historia reciente del fútbol se ha encargado de demostrar que no se equivocaban ni un ápice. Y el éxito alcanzado por Keylor Navas con la camiseta del Real Madrid CF no ha hecho sino poner la guinda del pastel, acrecentando aún más la leyenda de uno de los mejores preparadores de la Fundación Marcet.

Luis Llopis (Hernani, 1964 ) se vio obligado a interrumpir su carrera deportiva por una lesión de peroné. Decidió entonces seguir en el mundo del fútbol como especialista en el entrenamiento de porteros. Tras acumular experiencia en todo el mundo como reconocido ponente internacional y en equipos como Real Madrid CF y Athletic Club de Bilbao, recaló en Marcet para desarrollar una metodología innovadora en lo que a guardametas se refiere.

Su gran carisma y su enorme inquietud por investigar nuevas formas de aprendizaje fueron clave a la hora de elaborar el Programa Avance, todavía un pilar central de la metodología Marcet. En Barcelona, Llopis también colaboró en el desarrollo de los cursos intensivos y en la realización de las Pruebas Nacionales de Porteros.

Por toda España, su fama le precedía. Los mejores clubes querían contar con su experiencia y Llopis no tardó mucho en volver al Real Madrid como protagonista. Lo hizo junto a Keylor Navas, ambos procedentes del Levante UD. Fue en Valencia donde el portero costarricense se consagró en la Liga. Y lo hizo gracias a su “ángel de la guarda”, según la definición del diario ‘Marca’: “Con Llopis, Keylor mejoró en todas las facetas de un portero, y gracias a ello maravilló partido tras partido en el Mundial de Brasil y fichó por el Real Madrid”. El mismo camino seguido por el entrenador guipuzcoano.

El rotativo madrileño hablá así de la conquista de la undécima por parte del club merengue: “Cristiano Ronaldo fue el encargado de transformar el penalti decisivo. Fue el héroe de la noche, pero detrás de esos lanzamientos hay un cerebro, un hombre clave del ‘staff’ de Zinedine Zidane: Luis Llopis, [que] no sólo indicó a los porteros dónde tirarse en las penas máximas en función del lanzador, sino que también dio consejos fundamentales a los jugadores encargados de tirarlos. Si el Madrid no falló ninguno de sus lanzamientos en Milán, gran parte del secreto es Llopis“.

‘Marca’ no duda a la hora de ensalzar la figura de uno de los mejores profesores Marcet: “Llopis ya enamoró al mismísimo Arrigo Sacchi […] por su metodología de trabajo. Es un estudioso de su profesión que viajó por medio mundo para aprender… Su sabiduría es un tesoro para los que empiezan”. Y en un artículo publicado en el ‘ABC’ bajo el título ‘La evolución de la mano de Llopis’, el histórico guardameta blanco Miguel Ángel sentencia que Keylor progresó mucho “porque contó con un excelente preparador de porteros” y “con él disfrutó de una mejoría muy grande”.

Pero el éxito del guardameta costarricense no es un caso aislado. También el trabajo de Llopis en Marcet sigue dando resultados de calado, gracias a una metodología innovadora que está en la primera línea de la investigación en la preparación de porteros inteligentes. Lo demuestran los fichajes de los jóvenes Edu Frías y Javier Cendón por el RCD Espanyol y el Villarreal CF respectivamente. Si el presente es de Keylor, el futuro pertenece a porteros Marcet como ellos.

 

Compartir