Alfonso y Antonio han sido dos de los protagonistas de Desafío Barcelona 2017. Tienen perfiles diferentes, pero el mismo amor por el fútbol.

Alfonso es español, portero y milita en un club de categoría. Antonio es estadounidense, delantero y juega en el equipo de su escuela. Tienen perfiles y objetivos distintos, pero ambos han encontrado lo que estaban buscando en un curso intensivo de Alto Rendimiento Marcet.

Alfonso Aragón jugará la próxima temporada en el Juvenil Nacional del SD Huesca y se inscribió a Desafío Barcelona para llegar en las mejores condiciones a la pretemporada con su equipo. “Es una oportunidad para aprender cosas nuevas”, explica el guardamenta. “Por ejemplo, aprendes a ver el fútbol de otra forma, a abrir mucho más la mente, y al final eso es de lo más importante. El ritmo del curso es casi profesional. Hay actividades todo el día: entrenamientos técnico-tácticos, sesiones físicas, en la playa, en la piscina, psicología deportiva…”

“Siempre hay algo que hacer. Es muy duro y muy divertido a la vez”, añade Antonio Puerta. Es la tercera vez que el delantero de Miami cruza el charco para participar en un curso Marcet. Su objetivo es mejorar técnicamente y tácticamente para ser fichado por un equipo de nivel. “Cada año vuelvo porque cuando me marcho soy un jugador mejor del que llegó. Por esa razón en septiembre quiero inscribirme al programa de la Academia de Alto Rendimiento y estar aquí todo el año”.

 

Compartir