paco-benitez

La opción de poder elegir club es un privilegio que no muchos futbolistas en formación han experimentado. Y muchos menos han tenido encima de la mesa las ofertas de dos históricos del fútbol español. En este caso, Cádiz CF y Granada CF.

Para llegar a este punto, Paco Benítez (Huelva, 2002) ha trabajado mucho y ha tenido las ideas muy claras. Entró como alumno del Programa Profesional 16/17 con el objetivo de subir su nivel con un una preparación de élite que le ayudara a dar el salto a un club. Dicho y hecho.

El pasado verano pudo hacer pruebas para dos de los equipos andaluces más importantes, las cuales afrontó “con confianza y con la seguridad de que sabía hacerlo bien” según comenta el propio jugador. Pero no se recibe la llamada del Cádiz CF y el Granada CF así como así.

“Paco desde el principio mostró una actitud muy profesional y un constante interés por mejorar. Se preocupaba por su descanso para estar al máximo en los partidos y no desconectaba en vacaciones, seguía en contacto con los entrenadores para no perder la forma”, comenta Moisés Falces, preparador físico del Programa.

Llegado el momento de elegir, entró en juego “la bien amueblada cabeza del jugador”, según Moisés. “Sentí desde el primer momento que Cádiz era el mejor sitio para crecer como jugador y persona”, explica el onubense.

La presión para el futbolista no podía ser más intensa. Para un profesional de este deporte, tomar la decisión acertada en el momento oportuno puede marcar el resto de tu vida. Hoy, Paco Benítez es titular indiscutible en el Cadete A de División de Honor del equipo gaditano. Es el jugador con más minutos de la plantilla y además disfruta de “poder competir cada fin de semana con equipos como el Sevilla, Málaga, Granada o Betis”, reconoce Paco. Un privilegio que no es gratuito:

“Esto me obliga a no aflojar, hay un reto cada fin de semana. Tengo que tener otra mentalidad en mi día a día”, comenta Paco sobre su nueva vida como jugador cadista.

paco-benitez-cadiz-cf

 

El central agradece su experiencia deportiva como alumno en la Academia de Alto Rendimiento Marcet. “Mejoré en mis vigilancias al delantero y en mi toma decisiones. Además, conseguí cumplir siempre con los objetivos que me iban marcando los técnicos.” Lejos de suponer un problema, el hecho de ser el más joven del equipo durante su año en Marcet le dio más confianza, algo que agradece a su entrenador, Pere Tarradellas.

A nivel personal, su año como alumno de Marcet le proporcionó un salto de madurez: “Salí con 13 años a más de mil kilómetros de casa. Conviví con chicos de distintas nacionalidades, muchos 6 o 7 años mayores que yo. Todo esto me ha ayudado a crecer como persona y lo afronté con mucha fuerza porque era consciente de lo que iba a poder aprender en Marcet”.

Con su primer objetivo cumplido, Paco Benítez no se relaja. “No me conformo con nada”, nos avisa. El próximo paso es afianzarse como futbolista profesional. Moisés Falces tiene claro que Paco cuenta con muchas papeletas para lograrlo “por su actitud profesional, proyección y por jugar en una de las demarcaciones más demandadas: central zurdo”.

Gracias a estas ventajas competitivas y a su mentalidad luchadora y constante, no sería raro verle en un futuro tomando buenas decisiones en el Ramón de Carranza como jugador del primer equipo del Cádiz CF.

 

Compartir