Gracias a este tipo de entrenamientos el jugador tiene la oportunidad de evaluarse y descubrir cómo corregir sus errores en cuestión de minutos.

Nuevas Tecnologías es un concepto muy amplio. Aplicado al fútbol se puede referir a la siempre polémica automatización de las decisiones arbitrales o al perfeccionamiento de la preparación de los jugadores. Esta última opción sí cuenta con una aprobación generalizada dentro del mundo del deporte rey.

Pero… ¿para qué sirven las Nuevas Tecnologías en la formación del fútbol?

Para entenderlas bien, conviene distinguir entre sesiones sobre el césped y sesiones fuera del campo.

Las primeras se centran, sobre todo, en las jugadas a balón parado. “Este tipo de jugadas son las que proporcionan los datos más objetivos y ofrecen un beneficio más claro y directo sobre el desempeño en el campo”, expone Franco Sanchírico, líder del departamento de Nuevas Tecnologías de la Fundación Marcet. Faltas, saques de esquina o penaltis tienen una importancia capital en el fútbol cuando observamos los datos. Según los datos oficiales de la FIFA, casi un cuarto de los goles que se marcaron en el Mundial de Brasil 2014 fueron resultado directo de jugadas a balón parado.

“Se debe trabajar de manera personalizada con cada jugador para perfeccionar su técnica y toma de decisiones”, cuenta Sanchírico. “Se suele trabajar con dos profesores. Uno lo acompaña durante las ejecuciones, dando consejos, explicando conceptos y acumulando parte de los datos. El otro se centra en manejar los aparatos de registro (balón inteligente, cámaras, medidores, etc.), recoger todos los datos y, en el campo mismo, dedica unos minutos a analizar las acciones con el alumno y explicar las correcciones que debe poner en práctica en la siguiente ronda”, añade.

La gran ventaja de este tipo de entrenamientos radica en que el propio jugador tiene la oportunidad de evaluarse a sí mismo. Ver sus errores y descubrir cómo corregirlos en cuestión de minutos.

“Estas sesiones son muy buenas para los guardametas”, afirma Imanol Castilla, analista de porteros de la Fundación Marcet. “Les damos a los chicos las mejores herramientas para que tengan el máximo de recursos para solucionar la situación concreta de juego”.

El análisis en campo va mucho más allá de la técnica. Según explican los expertos de Marcet, se trabajan también los aspectos psicológicos, que ayudan a controlar una situación a balón parado, y la vertiente táctica, que se refiere -entre otras cosas- a la correcta colocación de todos los jugadores y la anticipación de todas las variantes que puede generar la acción en cuestión.

Sin embargo, no todo se basa en la inmediatez. Siempre es bueno tomarse un respiro y analizar las cosas en frío. Para ello se utiliza – principalmente – el videoanálisis. Si bien la técnica puede parecer relativamente sencilla (grabar partidos y entrenos para hacer un visionado crítico), la ciencia detrás de esta propuesta es muy compleja. “El objetivo es que el jugador entienda el juego desde un punto de vista global y su relación respecto a las circunstancias en cada momento del partido”, resume Franco Sanchírico. El Departamento de Nuevas Tecnologías de la Fundación Marcet emplea alrededor de diez analistas dedicados a tiempo completo a este trabajo.

De nada sirve saber, por ejemplo, la potencia de tiro o la velocidad de reacción si no existe un elemento comparativo que ponga en contexto toda la información. Hacen falta decenas de horas dedicadas a la obtención de datos estadísticos en competiciones de distinto nivel. Ahí radica el secreto de un buen análisis, ya sea sobre el campo o fuera de este.

Gracias al contexto, un jugador puede determinar no solo aquellas cosas que debe mejorar y priorizar, sino que además tendrá las claves de sus oponentes. Ya sea desde el punto de vista del jugador o del portero, saber -por ejemplo- el área de la portería donde se marcan más goles en el lanzamiento de una falta en función de la distancia, el ángulo y la posición de la barrera, se convierte en una ventaja clave que puede marcar la diferencia entre ganar o no un campeonato.

Más informaciones sobre sesiones de nuevas tecnologías en el campo

Más informaciones sobre videoanlálisis fuera del campo

 

 

 

Compartir