Álvaro Gil repasa la trayectoria futbolística que le ha llevado a la cantera del Deportivo Alavés.

Se considera un jugador ofensivo, pero puede ocupar todas las posiciones en el centro del campo. Le gusta estar cerca del área, disparar a portería o dar el último pase. Álvaro Gil destaca por técnica y visión de juego, y desde esta temporada ha puesto sus habilidades al servicio del Deportivo Alavés, club que le fichó del Santa Marta.

“Durante varios partidos del año pasado me hicieron un seguimiento personalizado. Les gusté y en junio firmé con ellos”, recuerda el mediocentro de 16 años, natural de Salamanca. “Subimos a Vitoria, vimos las instalaciones y nos gustaron mucho. El proyecto es muy interesante y no tiene nada que envidiar a ninguna cantera de España. Fue una enorme ilusión recibir la noticia del fichaje“.

Mucho había llovido desde que Álvaro empezara a enamorarse del fútbol. “Cuando tenía dos años me regalaron una pelota pequeña y siempre estaba dándole patadas hacia arriba para ver si llegaba hasta el cielo”, cuenta con una sonrisa el Juvenil del Alavés. “Creo que mi pasión por el fútbol es innata. Este deporte está entre las cosas importantes de mi vida. Disfruto mucho jugando y se podría decir que el balón es mi mejor amigo”.

“en los cursos marcet coincidí con alan godoy, que ahora también juega en el alavés”

Álvaro empezó su camino formativo en Marcet a los 11 años. Antes, participando en el Curso Anual de Madrid. Luego, apuntándose a los intensivos de Barcelona. “Me gustaba el hecho de que el campus tuviera dedicación exclusiva al fútbol durante todo el día. También recuerdo los valores que nos enseñaban y que cualquier jugador de fútbol debería tener. Además, durante el curso coincidí con Alan Godoy, que actualmente juega conmigo en el Alavés. Nos lo pasamos realmente bien“.

Cuando se apuntó a Marcet, Álvaro estaba jugando en el Santa Marta. “Allí los entrenamientos eran muy profesionales, pero se centraban sobre todo en trabajos grupales, es decir a nivel táctico. En cambio en Marcet lo que hacía era técnica individual, lo cual me permitió avanzar mucho en esta faceta”.

Las mejoras obtenidas por Álvaro le permitieron recibir la llamada de la Selección de Castilla y León, tanto la Sub-12 como la Sub-16. Aunque evidentemente su mayor satisfacción es haber llegado a la cantera del Alavés, histórico club del fútbol español que actualmente está haciendo una gran temporada en Primera División.

“De momento llevo cuatro meses en el Juvenil y estoy muy contento. A los nuevos nos han acogido muy bien y la adaptación ha sido mucho más fácil de lo que pensaba. Estoy jugando de titular en muchos partidos y mi objetivo ahora es intentar entrar en el 11 todas las semanas. Quiero aprovechar esta oportunidad para seguir mejorando como futbolista y como persona aquí en Vitoria“.

 

Compartir