Ansony Frías gana la Liga de Ascenso de Panamá marcando dos goles en la final.

Ansony Frías llegó a Barcelona en febrero de 2019. Había conocido Marcet en su país, Panamá, durante un Soccer Camp organizado por esta escuela de fútbol en la capital del país centroamericano. “Me aconsejaron participar en ese curso y allí gané una beca para viajar a España y formarme en Marcet”, recuerda el joven delantero, que gracias a su buena actuación durante el campus pudo incorporarse al Programa Profesional.

“En Barcelona vi otro estilo de fútbol. No conocía el fútbol europeo, nunca había estado en ese ambiente. Todo era más profesional”, explica Ansony, que durante su permanencia en Barcelona también siguió un curso de inglés organizado por el Departamento Académico de Marcet.

Lo que más le gustó de esa etapa fueron los entrenamientos individuales. “Eran sesiones dedicadas a las mejoras técnicas. Son las que más me hicieron mejorar como futbolista, sobre todo de cara a portería. Aprendí a definir mucho mejor y también a pausar la pelota un poco más, porque en mi país no se juega igual, el fútbol es más directo y menos de toque”.

Ansony Frías en un partido del Alianza.
Ansony Frías en un partido del Alianza.

A su vuelta a Panamá, Ansony se afianzó en el Alianza, uno de los clubes con más tradición futbolística de la pequeña nación centroamericana. Como delantero centro del equipo de reservas consiguió ganar la Liga de Ascenso, correspondiente a la Segunda División. Y lo hizo como protagonista de una final en la que marcó los dos goles que entregaron el triunfo a su equipo.

“La temporada ha ido muy bien, tanto a nivel de equipo como personal”, recuerda Ansony. “Fuimos campeones y nuestros sacrificios tuvieron recompensa. A pesar de no haber empezado el torneo muy bien, ya que marqué un solo tanto en la primera mitad del campeonato, fui de menos a más y terminé la temporada con nueve goles. Agradezco al Alianza por haberme dado la oportunidad de ser un jugador profesional“.

Ansony ahora sueña con salir de Panamá para poder jugar en una liga de más prestigio y seguir creciendo como futbolista. El joven delantero ya sabe lo que es jugar por la Selección, ya que fue convocado por la Sub-20 y pudo disputar varios amistosos contra Colombia y otros países de la región. Seguro que esa experiencia internacional y lo que aprendió en Barcelona le ayudarán a cumplir sus sueños.

 

 

Compartir