Los alumnos Marcet se forman académicamente sin tener que abandonar su sistema educativo.

Fathy vive en Barcelona pero sigue estudiando en una escuela de París. El mediocentro francés se mudó a España el año pasado para formarse deportivamente en la Academia Marcet. Cuando tomó esa decisión, su familia se preocupó de que el fútbol no influyera negativamente en su trayectoria escolar. Temía que Fathy pudiera perder años de estudios y le asustaba el hecho de que tuviera que pasarse al sistema educativo español. El Marcet International Study Center Barcelona (MISCB) le proporcionó la solución que estaba buscando.

“Todos los días me dan clases por pantalla”, explica el joven jugador parisino. “Tenemos un chat para contestar a las preguntas que nos hace el profesor, y también recibimos tareas y hacemos ejercicios online. Es un sistema muy bueno, porque me da la oportunidad de compatibilizar fútbol y estudios”.

“eL APRENDIZAJE MIXTO COMBINA LA FLEXIBILIDAD TECNOLÓGICA con LAS VENTAJAS DE UNA ESCUELA TRADICIONAL”

“Fathy y sus compañeros están en Barcelona, pero continúan estudiando en escuelas de sus países”, apunta Hermina del Castillo, tutora académica del MISCB. “En realidad, es como si fuera una escuela presencial, porque en todo momento los chicos están en contacto con sus profesores, interactúan constantemente con ellos. Los docentes no sólo pasan lista, sino que además puntúan la participación en clase de cada alumno“.

Eso es posible gracias al ‘blended learning’, un sistema de aprendizaje mixto que combina las ventajas de una escuela tradicional (cursos acreditados, profesores especializados, tutores académicos, atención personalizada…) con la flexibilidad de las tecnologías modernas (recursos multimedia, video conferencias, entorno virtual…). Por ejemplo, todos los centros educativos implicados graban sus clases. Así, si un alumno no puede acudir un día a la sala de estudio porque tiene un partido o porque está enfermo, siempre puede volver a retomar sus tareas en cualquier otro momento.

“en ningún momento los alumnos están solos. Siempre están con un tutor que les supervisa y les ayuda”

En el Marcet International Study Center Barcelona reciben clase a diario decenas de alumnos procedentes de distintos países. “Trabajamos con escuelas pertenecientes a sistemas educativos de EEUU, Reino Unido, Francia, México y Rusia”, detalla la tutora académica del centro, que se encarga de vigilar y supervisar el trabajo de los alumnos. “En ningún momento están solos. Siempre están con un tutor que les ayuda y que también hace de ‘poli malo’, controlando que no estén en redes sociales o que respeten la prohibición de traer su móvil al aula”.

A la vez, el trabajo diario del tutor también sirve de lazo de unión entre los propios estudiantes, sus familias y las escuelas de las que reciben clases, todos ellos centros educativos que llevan años con un equipo pedagógico especializado en trabajar a distancia. Un sistema que le viene como anillo al dedo a Fathy y a todos los futbolistas extranjeros que pueden formarse deportivamente en Barcelona sin tener que cambiar de sistema académico.

Compartir