Barcelona se ha convertido en la meta ideal para equipos y academias de fútbol que buscan una formación de calidad en cualquier temporada.

Barcelona es cada vez más La Meca del fútbol mundial. No sólo por el prestigio adquirido en los últimos años por el FC Barcelona y el fútbol español en general, tanto a nivel de clubes como de selección. También por las condiciones climáticas, ideales para la práctica del ‘deporte rey’ durante los 365 días del año. Y por la idiosincrasia de una ciudad acostumbrada a recibir a ‘peregrinos’ de todo el mundo gracias a un patrimonio cultural y de ocio que es un reclamo constante para millones de turistas.

Lo sabe muy bien Hanna Mezei, máxima responsable de Sports World Global Solutions, compañía danesa que se dedica a organizar expediciones deportivas en todo el mundo. “Barcelona es el sitio ideal para viajes centrados en el fútbol. Es una ciudad perfecta por la calidad de sus equipos y por su clima soleado. Ahora mismo en Dinamarca tenemos 10 centímetros de nieve, pero aquí ya es primavera”.

Hellebjerg Marcet Barcelona
Partido amistoso entre la Academia Deportiva Hellebjerg y un equipo de la Academia de Alto Rendimiento Marcet.

Hanna está en Barcelona con los alumnos de la Academia Deportiva Hellebjerg. Se trata de una escuela privada que ofrece una formación deportiva avanzada a sus más de 500 estudiantes, de edad comprendida entre los 15 y los 17 años. “Cada año este centro me pide organizar un viaje de este tipo, y Barcelona siempre es la primera opción. No se trata de vacaciones, sino de una expedición deportiva de carácter formativo. Los alumnos vienen aquí para jugar partidos amistosos y entrenarse en escuelas de fútbol de locales. Vienen para aprender“.

“aquí los técnicos están más preparados que en dinamarca”

Es el tercer año seguido que Sports World Global Solutions acude a Marcet para obtener este tipo de formación. “Hemos tenido una sesión de entrenamiento en la que hemos trabajado sobre todo el pase y el disparo a portería”, cuenta Sarah Faerge Danielsen, alumna de Hellebjerg. “Tengo sensaciones muy buenas, porque aquí los técnicos están más preparados que en Dinamarca. Además, no sólo estamos trabajando técnica y táctica, sino también el tema de los valores”.

“Confíamos en Marcet porque sabemos que trabaja de forma muy seria y profesional”, explica Hanna. “Me gustaría que los jóvenes daneses entendieran que con trabajo y sacrificio se pueden obtener grandes resultados en el fútbol. Pero este viaje va más allá de eso. Es una oportunidad fantástica para que los alumnos de Hellebjerg vivan una gran experiencia de amistad que nunca olvidarán”.

Compartir