Berta Pujadas llega al Valencia tras completar unas excelentes temporadas con el Espanyol y el Barça.

“La perla azulgrana Berta Pujadas pone rumbo al Espanyol. Con ese titular ‘Mundo Deportivo’ daba cuenta de uno de los fichajes más sonados del verano 2017 en el fútbol femenino. A sus 17 años, la canterana Marcet llegaba a Primera División como una de las jugadoras con mayor proyección en el panorama internacional.

“Tiene un enorme recorrido y está llamada a tener un nombre propio”, se leía en el rotativo barcelonés. Unas palabras que quedarían refrendadas por las brillantes actuaciones de Berta tanto con el equipo perico como con la Selección española, que le valdrían su posterior fichaje para el Valencia. Otro objetivo cumplido para una chica que empezó a destacar cuando vestía la elástica Marcet.

“Fueron unos años espléndidos a todos los niveles”, recuerda Yolanda Boix, madre de la central. “Tú puedes tener cualidades, pero si no sabes desarrollarlas te puedes quedar en el camino”, señala en alusión a la formación recibida en Marcet. “Luego ocurrió todo de repente: antes fue convocada a la Sub 12 catalana, y la misma semana llegó la llamada del Barcelona. A Berta le costó abandonar Marcet”.

A partir de ahí todos fueron éxitos. En 2015 fue convocada por la Selección española al Campeonato Europeo Sub-17 que tuvo lugar en Islandia. Empezó jugando 20 minutos en el primer partido. Los restantes, siempre fue titular. Y acabó levantando la copa con sus compañeras. Un éxito al que hay que sumar dos subcampeonatos de Europa, un tercer puesto en el Mundial Sub-17 celebrado en Jordania, otro subcampeonato en el Mundial Sub-20 de 2018.

Hoy Berta comenta así su fichaje por el Valencia: “Es un paso más en mi carrera, lo afronto con muchas ganas. El Espanyol me ha hecho crecer mucho a nivel futbolístico y personal. Tras dos temporadas solo puedo decir que he estado de diez, pero necesitaba un cambio, nuevos retos para seguir creciendo“.

Compartir