Tras su paso por Marcet, Cayetano Gutiérrez ficha por el Levante y es convocado a la Selección de Noruega.

Cayetano Gutiérrez Rossvaer vino a Marcet para “mejorar, mejorar y mejorar”. Aún era Alevín cuando decidió dejar el Hércules y apuntarse a la Academia de Alto Rendimiento. “La primera vez vine a probar durante un curso intensivo en verano. Una vez en Barcelona descubrí que existía la posibilidad de quedarme durante toda la temporada y tomé esa decisión. No me importaba dejar a mi equipo, porque sabía que me iba para mejorar”.

“Al principio solía coger el tren desde Alicante a Barcelona, cada fin de semana”, recuerda el extremo. “Eran cinco horas de viaje, pero lo hacía porque estaba muy a gusto en Marcet. Tenía buenos compañeros y la verdad es que estaba muy cómodo en la Academia. Antes de llegar me faltaba bastante técnica, pero dejé atrás este problema tras un año en Barcelona. Lo que más me gustó de Marcet fue precisamente el trabajo técnico“.

Sus mejoras se tradujeron pronto en números. “El año siguiente volví al Hércules y me quedé allí durante una temporada. Me fue muy bien, metí 30 goles y me empezaron a convocar a la Selección Valenciana. Además, al final de la temporada logré fichar por el Elche“.

Tras dos años en el equipo franjiverde, Cayetano decidió volver a Marcet durante dos meses para afinar aún más su técnica y prepararse para lo que le esperaba. Durante esta nueva estancia en Barcelona, recibió la llamada de la Selección de Noruega. Los técnicos del combinado escandinavo se fijaron en él y decidieron convocarle a la concentración prevista para finales de junio 2018. “Mi madre es noruega, por eso la Federación de ese país estuvo mirando mis vídeos y acabó enviándome un e-mail para que me sume a la Selección”.

Pero las buenas noticias no se acaban aquí para Cayetano, que después del verano ya tiene un hueco en el Levante. Entrar en la cantera de un equipo de Primera División es todo un sueño que se convierte en realidad. “Por eso volví a Marcet, para prepararme de cara a la próxima temporada. Afronto esta etapa con muchísima ilusión, pero mi objetivo siempre es el mismo: mejorar, mejorar y mejorar”.

Compartir