Ante la propagación mundial del coronavirus, Marcet implementa medidas para seguir las directrices de las autoridades sanitarias.

Ante la situación causada por la propagación del coronavirus (COVID-19), desde Marcet queremos transmitir un mensaje de normalidad. En esta academia estamos pendientes de la salud de nuestros alumnos todo el año, cualesquiera sean las circunstancias. Gracias a esta constante monitorización, podemos comunicarle que no hay ningún caso de coronavirus en Marcet.

Queremos insistir en que nuestros alumnos son la población con menor riesgo, por su edad y condición física. La actividad deportiva al aire libre es una de las mejores medidas para gozar de una vida sana y un sistema inmunitario fuerte. También queremos recordar que gozamos de una ubicación excelente en Barcelona, muy cerca de los hospitales más importantes de España y alejado de los puntos de concentración humana.

 

El responsable del Departamento Médico toma la temperatura a un alumno.
El responsable del Departamento Médico toma la temperatura a un alumno.

Debido a la coyuntura actual, hemos activado las modificaciones previstas en nuestro protocolo médico y la reacción ante cualquier síntoma de cualquier malestar es inmediata. Hemos empezado a tomar la temperatura de los alumnos y el personal de manera regular y estamos reforzando los puntos de higiene por toda la instalación.

Del mismo modo, los profesionales que acompañan día a día a nuestros alumnos han recibido una formación específica para guiar a nuestros estudiantes a la hora de intensificar los hábitos de higiene y prevención. Nuestra prioridad son nuestros alumnos, por lo que hemos eliminado las actividades no relacionadas con el Programa Profesional, de manera que – en su día a día – no se crucen con personas ajenas a su entorno.

Una sesión de entrenamiento del 12 de marzo en las instalaciones Marcet.
Una sesión de entrenamiento del 12 de marzo en las instalaciones Marcet.

Además, apoyamos en todo lo posible a aquellos padres que deciden que sus hijos vuelvan a casa. Todos los que se vayan llegarán a sus hogares con un horario y un plan de entrenamiento físico, táctico, técnico y nutricional. Este plan tendrá un seguimiento continuo por WhatsApp y videoconferencia por parte de los entrenadores y alumnos. La distancia no va a ser impedimento para que nuestros alumnos sigan formándose.

Los colegios cerrarán temporalmente sus puertas. Los alumnos que se queden con nosotros en Barcelona mantendrán una rutina de normalidad, fomentando la actividad al aire libre y reduciendo el tiempo en espacios cerrados. Por lo que se refiere a la competición, la liga federada ha sido temporalmente suspendida y hay muchas posibilidades que se cancelen los torneos de Semana Santa. A raíz de esta situación, se está implementando un calendario de actividades alternativas compatibles con las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Nuestros alumnos seguirán recibiendo la excelente formación que han venido recibiendo hasta ahora.

Por supuesto, Marcet sigue al pie de la letra y se suma las directrices del sistema sanitario español, considerado como uno de los mejores del mundo por la OMS en su informe de Eficiencia en la Sanidad de 2019.

 

12 de marzo

Los entrenadores han comunicado a cada equipo el nuevo calendario de actividades, transmitiendo un mensaje de tranquilidad a todos los alumnos e haciendo hincapié en que la actividad deportiva al aire libre es una de las mejores medidas para gozar de un sistema inmunitario fuerte.

Charla informativa sobre Coronavirus en las instalaciones Marcet.
Charla informativa sobre Coronavirus en las instalaciones Marcet.

Asimismo se ha transmitido a los jugadores la importancia de seguir en todo momento las recomendaciones que se están haciendo en todo el mundo, como lavarse las manos con frecuencia y mantener una buena higiene personal.

Una vez terminada la charla, como medida preventiva el personal de Marcet ha empezado a tomar la temperatura a todos los alumnos. Después, cada equipo ha realizado con normalidad sus respectivos entrenamientos.

 

13 de marzo

Ante la nueva coyuntura mundial causada por el coronavirus, Marcet ha apoyado en todo momento a aquellos padres que han decidido que sus hijos vuelvan a casa. Sin embargo, los cierres de fronteras y los cortes en las comunicaciones han acabado impidiendo muchos de estos traslados.

Momento de una actividad lúdica en la mañana del 13 de marzo.
Momento de una actividad lúdica en la mañana del 13 de marzo.

Desde Marcet se quiere transmitir tranquilidad a los padres de los alumnos que aún se encuentran en Barcelona. Las residencias de la academia seguirán funcionando como antes, implementando además las medidas que la autoridades sanitarias estimen oportunas.

“Es lógico estar preocupador ante una situación como esta”, explica Valentina Rossi Grandi, madre de Noah Grandi, alumno italiano de la Academia Marcet. “Habríamos preferido vivir estos momentos con mi hijo a nuestro lado, pero no ha sido posible por la suspensión de todos los vuelos entre Italia y España”.

Pese a la distancia, la familia Grandi tiene dos buenas razones para no alarmarse. “La primera es que sabemos que el virus no golpea con vehemencia a los jóvenes. La segunda es que confíamos plenamente en Marcet, que para nosotros es como una familia“.

Nath Lilienfeld, responsable de las residencias Marcet, indica que ningún alumno se quedará solo: “Hay personal designado para quedarse con los chicos en caso de confinamiento en cada una de nuestras residencias”.

 

14 de marzo

De acuerdo con lo indicado por las autoridades españolas, hoy se han suspendido las actividades deportivas y los alumnos Marcet se han quedado en sus residencias, donde el personal de la academia se sigue ocupando de gestionar su normal día a día.

13 de marzo: alumnos en el exterior de la residencia Forja.
13 de marzo: alumnos en el exterior de la residencia Forja.

Marcet quiere transmitir un mensaje de tranquilidad a todas las familias, subrayando que que los alumnos que se queden en Barcelona estarán bien cuidados en todo momento. Siempre ha sido así, y así siempre será, sea cual sea la circunstancia.

Por otro lado, Marcet sigue apoyando a todos los chicos que quieren volver a casa, facilitando su traslado a aeropuertos o estaciones de ferrocarriles. El personal de la academia sigue trabajando para asistir a los alumnos que puedan y quieran salir de España.

 

15 de marzo

La vida en las residencias Marcet sigue un ritmo distinto con respecto a hace pocos días, pero los alumnos parecen ya haberse acostumbrado a este nuevo contexto causado por la propagación del coronavirus. Tanto es así, que los canteranos ya tienen determinadas rutinas de trabajo y entretenimiento.

Alumnos Marcet en la residencia Forja.
Alumnos Marcet en la residencia Forja.

Por la mañana, el despertador ya no es el ‘enemigo’ que solía ser. “Nos levantamos tranquilamente, y nos quedamos un rato en la cama, empezando a mirar el móvil, hablando con nuestras familias”, explica Santiago Hoyos, delantero del Marcet Pro A.

“A las 09:30 bajamos para desayunar y después estudiamos o nos entretenemos con lo que tenemos: ordenador, Play Station, libros, ping pong… Después del almuerzo, cada uno vuelve a lo que estaba haciendo hasta las 15:30, que es cuando empezamos a entrenar”, cuenta el jugador colombiano, que vive en la residencia Forja junto a otras decenas de alumnos Marcet.

Los entrenamientos a los que se refiere no son sesiones al uso, ya que llevarlas a cabo significaría no respetar las recomendaciones de las autoridades sanitarias. “Hago abdominales, flexiones, planchas… Para un futbolista es importante dedicar tiempo a la actividad física, para no quedarnos demasiado quietos y evitar que nuestra masa grasa suba”.

Después del movimiento, es hora de la cena y de las películas. “[La responsable de la residencia] Laura nos ayuda muchísimo, siempre está pendiente de cada uno de nosotros. Y nosotros también la ayudamos con alguna pequeña tarea, como sacar la basura”.

 

16 de marzo

Muchos alumnos han podido volver a sus países y ciudades de origen después de que los chóferes Marcet les trasladaran al aeropuerto o a una estación de autobuses o ferrocarril.

Vida de residencia en la Academia Marcet.
Vida de residencia en la Academia Marcet.

Otros no han podido viajar por las restricciones de movimientos impuestas a nivel internacional, o bien han preferido quedarse en Barcelona y no correr el riesgo de contagiarse durante el traslado.

En las residencias la vida procede sin ninguna novedad. Todos los alumnos se encuentran bien y esperan con muchas ganas el momento en el que podrán volver a los terrenos de juego. De hecho, siguen preparándose para llegar a ese día en perfectas condiciones físicas.

 

18 de marzo

Los alumnos Marcet siguen viviendo su día a día como lo hace todo el mundo en estos momentos: en la seguridad de las paredes domésticas, evitando todo contacto innecesario con el exterior.

Muchos de ellos siguen estudiando con normalidad en el Marcet International Study Center Barcelona (MISCB). La diferencia es que ahora… ¡tienen mucho más tiempo para estudiar!

Marcet International Study Center Barcelona (MISCB).
Marcet International Study Center Barcelona (MISCB).

Las autoridades sanitarias no se cansan de repetir lo importante que es no salir del domicilio habitual si no es por causas de fuerza mayor, y en las residencias Marcet se cumplen a rajatabla estas recomendaciones.

 

20 de marzo

“Me alegra hablar con mi hijo y oír que está bien”, comenta la madre de Lewis, uno de los canteranos Marcet que se han quedado en Barcelona. “Es una situación muy rara, pero doy las gracias a las personas que en este momento cuidan de él”.

Ejercicios en una sala de una de las residencias Marcet.
Ejercicios en una sala de una de las residencias Marcet.

“Ya veremos si la situación se estabiliza para que Lewis pueda volver con nosotros. Pero emprender un viaje de este tipo ahora mismo sería muy problemático, por eso preferimos que de momento se quede en Barcelona. Ojalá pueda volver a entrenarse pronto con normalidad.”

 

22 de marzo

El personal de Marcet sigue atendiendo a los alumnos que se han quedado en las tres residencias de Barcelona. En Salesas está concentrada la mayor parte de los empleados que siguen activos para poder garantizar el correcto funcionamiento de todos los centros.

En esa residencia, ubicada en el corazón de la sede central de Marcet, es donde se prepara la comida a diario. No sólo para los alumnos de Salesas, sino también para los de la Forja, que la consumen en su propio comedor.

Dos alumnos juegan con una consola.
Dos alumnos juegan con una consola.

El menú diario sigue siendo el mismo de siempre. Sin embargo, se recomienda a los jugadores adaptar las dietas a su gasto energético actual. No hay alumno que no aproveche el tiempo libre para practicar gimnasia y mantenerse en forma, pero inevitablemente, al final del día las calorías quemadas son menos de las que los chicos consumían hasta hace poco más de una semana, cuando todos se entrenaban dos veces al día en el terreno de juego.

Por su parte, los alumnos de la residencia Ágora desyunan, comen y cenan en el comedor de ese centro, como ya lo hacían habitualmente. Nath Lilienfeld, responsable de las residencias Marcet, se encarga personalmente de medirles la temperatura cada día para vigilar sobre su estado de salud. Los alumnos de Ágora que lo deseen también tienen la posibilidad de cambiar de residencia y juntarse con sus compañeros en la Forja.

 

25 de marzo

La vida en las residencias Marcet sigue sin grandes novedades debido a la situación de emergencia sanitaria que obliga a todos los alumnos a quedarse en sus residencias, así como lo hace el resto de la ciudadanía en prácticamente todo el mundo. En estas circunstancias, es fundamental mantener hábitos saludables para mantener un buen estado de forma no solo física, sino también psicológica.

Para un joven, más aún si es deportista, el confinamiento puede resultar una experiencia dura. “Pero también es verdad que los adolescentes suelen ser más flexibles ante situaciones nuevas y adaptarse mucho mejor que los adultos, que llevan más recorrido, más manías y una rutina mucho más enquistada por el paso de los años”, explica el psicólogo infantil Lucas Puig Jové (lee aquí la entrevista completa).

También el hecho de quedarse en una residencia junto con otras personas puede ser un factor positivo. “Estas personas se sentirán mucho menos aisladas durante el confinamiento y les será más fácil la búsqueda de ánimos y apoyo en estos momentos”.

Puig Jové tiene clara la hoja de ruta que hay que seguir durante este periodo. “Aunque atrapados, podemos hacer mucho. Por lo menos, más de lo que nos pensamos. Es importante hacer todo lo que está en nuestro campo de acción, para eso no hay excusas. Bastantes límites tenemos ya para que nuestra mente construya todavía más. [Hay] medidas que se pueden tomar para prevenir y mitigar los efectos de la cuarentena”, explica el psicólogo al detallar su ‘decifarmacon’:

    1. Asumir la realidad y proponerse hacer lo correcto.
    2. Planificar la nueva situación.
    3. Rutinizar el día a día.
    4. Aprovechar para hacer lo que nunca tenemos tiempo de hacer.
    5. Hacer deporte.
    6. Evitar la sobreinformación.
    7. Mantener los contactos.
    8. No descuidar aspectos de salud e higiene personal.
    9. Prestar atención a los demás.
    10. Tratar de no pensar en plazos y fechas.

 

Seguir estos ‘diez mandamientos’ significa afrontar la coyuntura actual de la mejor forma. “Además, de todo podemos extraer un aprendizaje, una experiencia enriquecedora”, señala Puig Jové. “Yo siempre digo que no hay mal que por bien no venga. Aquí podemos traer a colación el término de ‘resiliencia’, maravillosa palabra con un sentido único y excepcional, que saca lo mejor del ser humano. Salir fortalecidos, mejorados, de una experiencia que era, en realidad, negativa. Como psicólogo puedo decir que no hay nada que nos haga sentir más imparables que eso. Y más todavía para unos deportistas de alto rendimiento”.

Un partido de tenis de mesa en la residencia Forja.
Un partido de tenis de mesa en la residencia Forja.

“Cuando vean superado este gran reto del confinamiento, podrán añadirlo a su lista de logros de vida y mejorar su autoestima como deportistas. Verán que, a pesar de todo, no dejan de superar sus marcas. ¿Qué oportunidades nos ofrece este confinamiento? Pues nos brinda algo tan bello e irrenunciable como la oportunidad de autosuperarnos una vez más. Seguramente no todos avancen y mejoren lo mismo. Pero los verdaderos cracks sí que saldrán de esta situación más resilientes que nunca“.

 

2 de abril

A los jugadores Marcet empiezan a llegar mensajes de ánimo por parte de ex alumnos que han alcanzado el éxito y que ahora se encuentran en la misma situación de confinamiento que está viviendo todo el mundo.

“Estamos pasando un momento duro, y es importante procurar que sea lo más ameno posible”, señala Brandon Thomas en un vídeo enviado a los alumnos de la Academia Marcet, en el que también explica cómo transcurre su tiempo en cuarentena.

“Cada día entreno en casa, porque es importante no dejar de hacer deporte”, explica el delantero del Girona, ex de Osasuna, Stade Rennais y Mallorca: “También juego a la Play con mis amigos, leo libros, veo series y películas. Os animo a que hagáis muchas cosas de estas para poder pasarlo bien. Os mando un abrazo enorme, esperando que todo esto acabe pronto y todos podamos volver a la normalidad lo antes posible“.

 

8 de abril

Después de Brandon Thomas, también Óliver Torres ha querido enviar un mensaje de apoyo a los alumnos Marcet.

“Sé que son momentos difíciles, en los que no podemos hacer lo más nos gusta, que es jugar al fútbol”, dice el mediocentro del Sevilla en un vídeo grabado desde su casa. “Pero estoy seguro de que pronto todo estará bien. Así que no hay que perder la esperanza y hay que seguir entrenando, porque pronto vendrán cosas bonitas”.

 

14 de abril

El ‘Kun’ Agüero se suma al listado de jugadores profesionales que están mandando mensajes de ánimo para los futbolistas de esta academia.

El delantero argentino del Manchester City insta a cumplir con las leyes actuales y a no salir del propio domicilio. “Cuídense, que es lo más importante. Pronto se va a acabar todo esto y podréis volver a ver a amigos y familiares. ¡Mientras tanto disfrutad de las paellas que os hace Vicente en la residencia!”.

Compartir