El seleccionador nacional más laureado en la Historia de España afirma que detrás del espíritu formativo Marcet hay “una exquisita forma de ver el fútbol”.

“El fútbol como escuela de valores”. Ésta es la piedra angular de la ‘filosofía Marcet’ según Vicente del Bosque, que ve en el espíritu fundacional de nuestro centro formativo un principio capaz de “dar a las generaciones que vienen […] razones de peso para dar brillo a la práctica y al uso del fútbol”.

El ex seleccionador español rinde homenaje a Javier Marcet y a su “extraordinaria lucidez” en el prólogo de libro ‘Repensar el fútbol’ (Diario La Grada Ediciones). La obra es el auténtico testamento futbolístico de ‘El Maestro’, fallecido en 2016 tras una brillante carrera deportiva en el RCD Espanyol, el Real Madrid CF, el FC Barcelona y la Selección española. Un libro que ofrece hasta 64 claves para reinventar este deporte y recuperar sus valores.

“El fútbol ha nacido amateur y habría que recuperar ese espíritu, pero hoy en los campos de juego vemos demasiada picaresca, demasiadas pérdidas de tiempo”, explica Marcet. “Muchos equipos están más preocupados por defenderse que por meter goles, y eso va en contra de la naturaleza de este deporte. Se tendría que castigar este tipo de estrategias, porque sin espectacularidad el fútbol corre el riesgo de morir”.

Las propuestas contenidas en la obra no son otras que las que se llevan a la práctica a diario en Marcet, cuyo objetivo es educar integralmente a los jóvenes a partir de tres consignas básicas: Humildad, Honestidad y Humanidad (HHH).

Porque el fútbol, en palabras de Del Bosque, “conviene que lo cuidemos como un medio, no como un fin en sí mismo”. En este sentido, el seleccionador nacional más laureado en la Historia de España califica el trabajo de Marcet como “una exitosa prueba de rigor y sensatez”.

Y es que ‘Repensar el fútbol’ es una auténtica guía para entender los trastornos del fútbol y debatir su futuro inmediato. Un libro escrito con el objetivo de que nunca prime el ‘ganar como sea’. Una revisión total del fútbol actual y una apuesta por recuperar los valores originarios del ‘deporte rey’. O, en palabras del propio Del Bosque, simplemente “una exquisita forma de ver el fútbol”.

 

Compartir