Didier Ovono llega a la Primera División de Portugal, Francia y Bélgica tras formarse en la Academia Marcet de la mano de N’Kono.

A los 20 años Didier Ovono había llegado a lo más alto en Gabón. Tras asentarse como portero en las categorías inferiores de su Selección, había fichado por el Mangasport -con el que ganó una liga- y el Sogéa, dos de los equipos más prestigiosos del país africano. Pero Gabón se le empezaba a quedar pequeño. Para el guardameta de Port-Gentil había llegado el momento de dar el salto a Europa. Y en Barcelona encontró la oportunidad que estaba buscando.

Tommy N’Kono me propuso ir a Marcet para prepararme como portero profesional. No lo dudé ni un segundo, la vi como una oportunidad que me podía abrir puertas en el fútbol europeo”, recuerda el hoy portero del París FC. Su actual equipo demuestra que en 2003 Didier tomó la decisión correcta. Una decisión que le permitiría jugar en la Primera División de países como Portugal, Bélgica o Francia.

Didier Ovono con la selección absoluta de Gabón. A su lado, Pierre-Emerick Aubameyang.
Ovono, con Aubameyang y el resto de la selección absoluta de Gabón.

“Nunca había estado en una Academia de Alto Rendimiento. Los entrenamientos en Marcet tenían poco que ver con lo que había hecho antes en Gabón. Allí aprendí mucho, sobre todo en términos de técnica. Entendí cómo realizar los gestos de forma correcta y descubrí un método de entrenamiento que me permitió pasar a un nivel superior. De hecho, después de dos años en Marcet pude firmar mi primer contrato profesional”.

Didier encontró su primera oportunidad en El Salvador. Defendió la portería del Alianza en la temporada 2005-06, antes de volver a Europa y fichar por el Paços de Ferreira, en la Primera División de Portugal. Después de estas experiencias volvió a Marcet. “Por el día me entrenaba con Tommy y por la tarde le ayudaba con los más jóvenes. Entre ellos estaba Oliver Torres. Aún era pequeño… Hoy me llena de orgullo verle jugar en la Champions League“.

“Marcet ha sido determinante para que yo pudiera conseguir los títulos que he ganado”

La segunda y -de momento- última etapa de Didier en Marcet sólo duró tres meses. Transcurrido ese tiempo, el portero gabonés fichó por el Dinamo Tbilisi, uno de los clubes georgianos con más laureles en sus vitrinas. Didier estuvo tres temporadas en el Cáucaso, lo que le dio para ganar una Liga, una Copa y una Supercopa. En 2012 empezó una nueva aventura en Francia, donde vistió las elásticas de Le Mans y Sochaux. Después de esta experiencia en la Ligue 1, llegó el turno de la Primera División de Bélgica, a la que Didier llegó de la mano del Oostende, con el que ganó una Copa nacional en 2016.

Didier Ovono en un partido entre Gabón y Suiza disputado en el estadio de Wembley.
Ovono durante un partido contra Suiza disputado en Wembley.

Hoy el cancerbero africano defiende la portería del París FC. A sus 36 años, aún no piensa en colgar los guantes. “Sigo teniendo ganas de jugar. Cuando miro a futbolistas como Buffon, que con 40 años sigue a un nivel alto, entiendo que tengo todavía dos o tres temporadas de actividad delante de mí para dedicarme a lo que más me gusta”.

Pero Didier sabe que tarde o temprano llegará el momento de mirar más allá de la portería. “En el futuro me interesaría llegar a ser entrenador. Si decidiré dedicarme a esta profesión, seguramente pasaré por Barcelona para recibir la formación correspondiente en Marcet. Esta academia ha sido determinante para mi carrera y para que yo pudiera conseguir los títulos que he ganado”.

 

Compartir