La Navaja Suiza

{mb_sdlf_jugador_SDLF-jugador_frase-destacada}
Eliott junto a sus compañeros Siebe Van der Heyden y Vedat Muriqi.

El ex Marcet, Eliott Barrois, deslumbra con su versatilidad como extremo mientras lleva su talento al RCD Mallorca.

Eliott Barrois lleva el fútbol en la sangre. Juega desde los cinco años en su Suiza natal y ha recorrido un largo camino a pesar de su corta edad. Es un extremo zurdo ágil que puede ocupar ambos carriles. Se destaca por la técnica, el juego al espacio y la visión. Y, si el partido lo requiere, es laborioso en defensa también.

Comenzó de niño jugando en su pueblo, para el US Port-Valais y a los 12 años llegó al FC Sion, equipo de la segunda división suiza. “Durante el verano de 2021 participé en un ‘stage’ de Marcet, me fue muy bien y me ofrecieron quedarme”, recuerda el extremo. Y agrega: “Me tocó participar en la Virraeal Cup que acabamos ganando”.

A pesar de ser delantero, Eliott es un jugador laborioso en defensa.

“Mi tiempo en Marcet fue de crecimiento constante. Aprendí mucho como jugador y como persona, sobre los valores que promueve Marcet: humildad, sacrificio y trabajo. También sobre lo que debo hacer para lograr mi objetivo de convertirme en futbolista profesional”, rememora de su paso por la Academia, mientras nombra los juegos y torneos contra equipos de renombre europeo.

Después de su paso por Marcet, pasó a la división de honor del CF Damm, su categoría juvenil más alta. “Allí pude competir de igual a igual con equipos como el Barcelona, Espanyol, Zaragoza y Girona, entre otros. Incluso nos tocó ganar la Copa Cataluña contra el Espanyol y darme el lujo de anotar uno de los goles”, cuenta eufórico Barrois.

En el CF Damm, Eliott se dio el lujo de anotar un golazo en la final de la Copa Cataluña.

Su buen desempeño, tanto en Marcet como en el Damm, hizo que el RCD Mallorca se fijara en él. “Fue mi representante quien me comunicó el interés. No podía creer que un club tan grande me quisiera. Lo primero que hice fue llamar a mi madre y contarle la noticia. Me siento orgulloso de jugar para el Mallorca y quiero devolverles la confianza que han depositado en mí”, asegura el delantero suizo.

Eliott busca amoldarse bien a su nueva vida en Mallorca, integrarse al equipo y hacer buenos amigos en el camino. “Voy a dar lo mejor de mí en cada entrenamiento y partido. Trabajar día a día para cumplir mi sueño de estar convocado para el primer equipo”, concluye el futbolista.

Si tienes dudas sobre alguna de nuestros cursos, o quieres que te mandemos más información, rellena el siguiente formulario.