Franco Zanelatto sube al primer equipo de la USMP tras su paso por la Academia Marcet.

Franco Zanelatto lleva toda su vida deportiva en las filas del Club Deportivo de la Universidad San Martín de Porres (USMP). Empezó en las categorías inferiores del club peruano y ha escalado posiciones hasta entrar en el primer equipo, asentado desde hace años en la máxima división del país andino. “Responsables del club contactaron con mis padres y les comunicaron la buena noticia”, recuerda el extremo, de nacionalidad paraguaya. “La verdad es que no me esperaba subir al primer equipo en ese momento, porque acababa de volver de Barcelona“.

Fueron los propios directivos de la USMP quienes decidieron enviarle a España para que se formara durante unos meses en la Academia de Alto Rendimiento Marcet. “Acepté porque sé que en Europa el fútbol es mejor en todos los aspectos”, explica Franco. “Mi objetivo era ira a Barcelona para aprender. Y efectivamente progresé mucho, sobre todo en lo que a intensidad y táctica se refiere“.

Unas mejoras que dieron frutos inmediatos, toda vez que la USMP decidió sumar al extremo paraguayo a la plantilla de su primer equipo nada más finalizada su experiencia en Marcet. Unos meses en los que Franco pudo salir de su zona de confort y conocer otro tipo de fútbol: “Me encontré en un ambiente distinto al que estaba acostumbrado. Mis compañeros de equipo procedían de todo el mundo y viví experiencias que nunca olvidaré”.

“Mis mejores recuerdos son los partidos que disputé contra grandes equipos como el Sevilla, el Villarreal o el Mallorca. A cualquier futbolista le gustaría tener oportunidades de este tipo. Son experiencias que te cambian para bien la forma de ver el fútbol“, comenta Franco, que en el partido contra el Mallorca llegó a marcar el gol del 1-1 definitivo:

El extremo de la USMP se caracteriza por ser un jugador rápido. Se asocia bien con los compañeros y siempre está dispuesto a encarar al rival en las bandas, tanto la derecha como la izquierda. Ahora tendrá que demostrar estas cualidades en la Primera División peruana, donde ha empezado una nueva etapa de su carrera deportiva: “La afronto con mucha felicidad y emoción, pero también con madurez y tratando de hacer las cosas de la mejor manera. Mi objetivo es jugar la mayor cantidad de partidos, ayudar a mi familia en todos los aspectos y hacerlos muy felices“.

 

Compartir