Jorge Bermúdez recibe la llamada de la Selección de Puerto Rico tras una temporada en Marcet.

“Estaba en la residencia, acostado en mi cama, esperando la hora de los estudios, cuando me llegó un mensaje de texto al móvil. Era el entrenador de la Selección Nacional Sub-17 y me comunicaba que iba a convocarme para la fase clasificatoria del Mundial. Me entró una emoción enorme… ¡No paraba de leer el mensaje!”

Así Jorge Bermúdez recibió una de las mejores noticias de su vida. El delantero puertorriqueño llevaba meses en la Academia de Alto Rendimiento Marcet, donde se estaba formando precisamente para tener oportunidades de este tipo. La llamada de la Selección llegó al final de la temporada, como recompensa al trabajo realizado desde septiembre en Barcelona.

Pregunta.- ¿Por qué decidiste dejar tu país?

Respuesta.- En Puerto Rico el fútbol es un deporte aún en vías de desarrollo. No tiene la relevancia que tiene en España y hay muchas dificultades a la hora de encontrar formación de calidad. En la isla hay muchos buenos jugadores, pero se acaban desperdiciando por la poca disciplina. En Puerto Rico los talentos no se pueden pulir y, si no salen, tampoco tienen muchas oportunidades para mostrarse en el exterior.

“LO QUE MÁS HA GUSTADO EN MARCET HA SIDO La oportunidad de MEDIRME A grandes clubes al Más alto nivel”

P.- ¿Tan diferente fue el fútbol que te encontraste en Barcelona?

R.- Los entrenamientos son muy distintos, sobre todo en términos de organización. En Marcet se trabajan tareas específicas para la mejora de cada jugador. Y también el ambiente es más exigente, porque compartes vestuario con muchos alumnos que tienen tu mismo objetivo.

P.- ¿Qué es lo que más te ha gustado de lo que has estado viviendo durante esta temporada?

R.- Sin duda la oportunidad de poder jugar contra grandes clubes y medirte a ellos al nivel más alto. Este año con mi equipo me enfrenté a Levante, Oviedo o Zaragoza, entre otros.

Jorge Bermúdez durante un partido contra la Academia del RCD Espanyol.
Jorge Bermúdez durante un partido contra la Academia del RCD Espanyol.

P.- ¿Cómo te enamoraste del fútbol?

R.- Me empezó a gustar desde los 5 años, pero simplemente de manera recreativa. Hasta que llegó el Mundial de 2010 y todo cambió. Mi abuela es española, y a través de ella pude ver la emoción que puede traer este deporte. El gol de Iniesta en la final fue lo que me hizo enamorar definitivamente del fútbol y lo que me impulsó a iniciar mi trayectoria.

P.- ¿Cómo conociste a Marcet?

R.- Fue a través de Juan Ignacio O’Neill, ex alumno de la Academia. Me contó cómo fue su transcurso y el proceso de desarrollo que experimentó en Barcelona. A ‘Juani’, que juega en la Selección Nacional de Puerto Rico, le encantó esa etapa. Ya que tengo sus mismas aspiraciones futbolísticas, entendí que Marcet era un buen lugar para mejorar de cara al futuro.

“El gol de Iniesta en la final DEL MUNDIAL 2010 me impulsó a iniciar mi trayectoria COMO FUTBOLISTA”

P.- Al verte jugar en el campo parece que te entregas al 100% para no dejar ni un centímetro a los rivales. ¿Cuáles son tus características?

R.- Me exijo mucho y me gusta hacerme presente a los rivales. Me gusta el juego de cara y correr al espacio, pero también el juego aéreo y pelear los balones divididos.

P.- ¿Qué aprendiste en Marcet?

R.- Muchas cosas. Pero lo más importante que me han enseñado es a competir.

P.- ¿Qué te falta por pulir?

R.- Me gustaría tener más autoconfianza. Siento cierta inseguridad después de un mal entrenamiento o de un resultado negativo en un partido. Estoy trabajando para mejorar este aspecto. Ahora mi objetivo es seguir formándome como jugador y progresar en todos los detalles técnicos y tácticos para poder formar parte de una cantera Juvenil y acumular experiencia para luego alcanzar el siguiente nivel.

Compartir