Jorge García, ‘contento’ e ‘ilusionado’ tras haber fichado por el Real Valladolid.

A Jorge García de pequeño le pasó lo que a muchos. “Había empezado a ver partidos de fútbol en televisión. Me gustaba y quería empezar a jugar, pero en el cole era el más malo y siempre me ponían en la portería”. Lejos de tomárselo como un castigo, el hoy guardameta del Real Valladolid empezó a disfrutar bajo palos, hasta que al final descubrió lo “impresionante” que es la posición del portero, sin duda la más peculiar en este deporte.

“Comencé a jugar en la portería porque no tenía otra opción, pero ahora me encanta. Para mí es muy especial, porque los guardametas siempre somos clave en nuestros equipos. Tenemos una posición muy delicada y nunca podemos perder la concentración“, explica Jorge, que en el Cadete B del Valladolid comparte vestuario esta temporada con otros dos ex alumnos Marcet como Faysel Hinojosa y Juan García.

“Conocí a Marcet al participar en un concurso que organizaron en Madrid”, recuerda el portero abulense. “Conseguí ganar la prueba y el premio era una beca para un curso de verano en Barcelona. Me gustó mucho lo que vi, por la intensidad de los entrenamientos y porque aprendí un montón de cosas. En los clubes dónde había estado hasta ese momento nunca había tenido sesiones específicas para porteros. Marcet en ese aspecto me ha ayudado mucho”.

Después de esa primera experiencia, Jorge se inscribió al Curso Anual de tecnificación en Madrid y volvió más veces a los intensivos de verano en Barcelona. “También me llamaron para ir a jugar un torneo en Alemania con un equipo Marcet, y fue una experiencia increíble. Todo esto me sirvió para mejorar en muchos aspectos, no sólo a nivel futbolístico. Por ejemplo, aprendí a hacerme más fuerte mentalmente”.

Jorge, que siempre ha tenido como referencia a Iker Casillas, se define hoy como un portero con buenos reflejos y capaz de mantener la concentración durante todo el partido. Unas características que han llamado la atención del Real Valladolid. “Estaba jugando en el Santa Marta y al final de la temporada supe que el club pucelano quería ficharme. Estoy muy contento e ilusionado. Quiero seguir aprendiendo y continuar a disfrutar de este deporte. No soy capaz de imaginarme un futuro sin jugar al fútbol“.

Compartir