Tras llegar a la Selección Sub-16 de su país, Vladi Van de Wiel acaba de firmar su primer contrato profesional con el equipo que está dominando el fútbol belga.

Cuando Vladi empezó a jugar en el KAA Gante sabía que estaba ante la oportunidad de su vida. Entrar en el club que está dominando el fútbol belga le podía abrir las puertas del fútbol profesional. “Sabía que no iba a ser fácil jugar allí, así que me puse las pilas”, recuerda este mediocentro de 16 años, que no tardó mucho en hacerse un hueco en el equipo. Tanto que ahora acaba de firmar su primer contrato profesional con el Gante, donde le han colocado en un grupo especial de jóvenes talentos.

“Al recibir la noticia de mi fichaje lo primero que sentí fue mucha alegría, pero también una motivación extra para trabajar aún más duro y lograr algo importante”, explica Vladi Van de Wiel, ex alumno Marcet y una de las mayores promesas futbolísticas en Bélgica. Ahora el joven jugador, también habitual de la Selección Sub-16 de su país, se entrena junto a un grupo de élite formado por futbolistas de entre 15 y 17 años.

Pregunta.­- ¿Qué expectativas tienes de cara al futuro?

Respuesta.- Mi primer objetivo es poder llegar al primer equipo del Gante. Más tarde me gustaría irme al extranjero y continuar mi carrera en España o en Alemania.

P.- ¿El fútbol belga es muy distinto del español?

R.- Yo lo aprendí todo en España, que es donde se juega el mejor futbol del mundo. Aquí en Bélgica la agresividad es mayor, mientras que en España se trabajan más la técnica y la táctica.

P.- En concreto, ¿qué aprendiste en la Fundación Marcet?

R.- Entre otras cosas, me acuerdo que en uno de mis primeros cursos aprendí a utilizar bien la pierna izquierda. Y también aprendí a ser educado en el deporte, a respetar entrenadores y compañeros. Marcet me ayudó un montón, por eso es mi escuela de fútbol favorita.

P.- ¿Cuáles son tus mejores cualidades como jugador?

R.- Como ‘6’, una de las cosas más importantes para mí es saber recuperar el balón. Pero yo creo que otro punto fuerte mío es el jugar simple. Muchos no lo saben, pero lo más difícil en el futbol es jugar simple. Los que saben de futbol lo ven.

Y los que saben de fútbol también han visto el primer gol de Vladi con la selección de su país:

Compartir