Mikhail Shakhkalamov ficha por el Spartak de Moscú tras acudir a varios intensivos en Barcelona.

Cuando jugaba en el Lokomotiv Moscú, un compañero de equipo empezó a hablarle de Marcet. Mikhail empezó entonces a buscar en internet y decidió coger un avión para probar los cursos intensivos de Semana Santa. El balance de esa primera experiencia fue tan positivo que el delantero ruso volvió otras tres veces a Barcelona. ¿Su objetivo? “Ser un jugador profesional”.

“Fue fantástico regresar a Rusia después de mi primer campus en Marcet, porque empecé a jugar mejor”, recuerda Mikhail Shakhkalamov, qua tenía entonces 11 años. Al cabo de pocos meses volvió a Barcelona, y su nuevo regreso a Rusia también fue triunfal: “Empecé a marcar muchos goles con el Lokomotiv”.

Mikhail Shakhkalamov durante un entrenamiento de un curso intensivo Marcet.
Mikhail Shakhkalamov durante un entrenamiento de un curso intensivo Marcet.

¿A qué se debieron esas mejoras? “Hay una gran diferencia entre Marcet y las academias rusas. Aquí los entrenadores te dan más y exigen que tú des más. Es algo muy importante para ellos y es muy positivo. Además, en Marcet hay muchos tipos de entrenamientos distintos, como las sesiones de playa o de videonálisis. Son cosas que siempre quedarán marcadas en mi memoria, porque en Rusia no tenemos nada así”.

Las mejoras obtenidas gracias a sus experiencias en Marcet no sólo permitieron a Mikhail mejorar. También hicieron que un club como el Spartak de Moscú se fijara en él y decidiera ficharle. Su contundencia en el ‘1 contra 1’, su explosividad y su pegada hacen que Mikhail tenga todas las papeletas para convertir sus sueños en realidad. Antes, seguro que lo veremos pasar otras veces por Marcet.

Compartir