Tres equipos de la Academia de Alto Rendimiento Marcet se miden a rivales de gran calado en la Oviedo Cup.

En Semana Santa algunos deciden cogerse unos días de vacaciones para descansar y desconectar, pero muchos otros personas aprovechan los días libres para poder disfrutar del fútbol. Entre ellos se encuentran los futbolistas que han participado en la Oviedo Cup, una cita que este año movió a más de 8.000 visitantes en tierras asturianas. En el campeonato hicieron acto de presencia algunos de los mejores equipos de España, como Atlético de Madrid, Athletic de Bilbao, RCD Espanyol, Real Sociedad o Deportivo La Coruña. Junto con ellos, tres equipos de la Academia de Alto Rendimiento Marcet, que por segundo año consecutivo pusieron a prueba su nivel en este torneo tan exigente.

Las cosas no empezaron muy bien para el Juvenil encuadrado en el Grupo A, que no pasó del empate al medirse a la cenicienta del grupo, el Atlético Avilés. Sin embargo, en el segundo compromiso del torneo el equipo de Barcelona se impuso por un cómodo 2-0 al Condal Club, lo que le permitió meterse de lleno en la pelea para pasar de ronda. Luego apareció en el horizonte el Japan United. Los asiáticos plantearon un partido complicado, pero el Juvenil Marcet logró finalmente hacerse con los tres puntos ganando 1-0.

Con el primer puesto en juego, al equipo entrenado por Roberto Cuesta se tenía que medir al Deportivo la Coruña en el último partido de la fase de grupos. Los gallegos llevaron el control del juego, pero la defensa del equipo Marcet supo aguantar bien durante todo el partido. Fue en el último minuto de juego cuando una espectacular jugada individual de uno de los jugadores del conjunto blanquiazul rompía el equilibrio subiendo el 0-1 al marcador, un resultado que le daba la primera posición del grupo al equipo gallego. El Juvenil Marcet se clasificó igualmente a la siguiente ronda como segundo de grupo y quedó emparejado al Deportivo Alavés en cuartos de final. Los vascos lograron imponerse al conjunto de Barcelona, que salió del torneo con una notable actuación que queda reflejada en esta galería fotográfica:

También el otro Juvenil Marcet que participaba en la Oviedo Cup se quedó a las puertas de las semifinales. Encuadrado en el Grupo C, el equipo de Mario Jacquet empezó de la mejor forma posible logrando una convincente victoria frente al Veriña CF por 4-0. Una actuación que no sólo le permitía sumar tres puntos, sino que demostraba el trabajo hecho durante las semanas anteriores al torneo para llegar en las mejores condiciones a la competición asturiana. El segundo partido también lo ganó el equipo Marcet por 2-0 ante un correoso rival como Los Arcos. El tercero fue un empate contra el St-Jacques.

Con opciones de superar la fase previa en primera posición, el Real Valladolid era el último escollo en la tarde del Viernes Santo. Sin embargo, el histórico equipo pucelano, que falló un penalti, se mostró superior y supo aprovechar dos errores del conjuntio barcelonés para anotar sendos goles que cayeron como un auténtico mazazo contra un Juvenil Marcet ordenado y con pocas fisuras.

Ya en cuartos de final, el conjunto de Mario Jacquet se enfrentó al sorprendente Kyoto Sanga, que había cerrado en primera posición su grupo. La primera parte se cerró con un empate a cero. En la segunda mitad, el cuadro japonés logró ponerse por delante, algo que ni mucho menos impidió que el equipo Marcet siguiera mostrando su mejor versión y lograra empatar aprovechando un barullo dentro del área rival. Sin embargo, la expulsión de un jugador por doble amarilla condicionó el final del encuentro y los japoneses consiguieron anotar el segundo tanto en los últimos minutos, algo que le permitió acceder a las semifinales junto con Deportivo, Espanyol y Alavés.

La Academia de Alto Rendimiento Marcet también inscribió a la Oviedo Cup a un equipo de Cadetes, que quedó encuadrado en un grupo muy complicado, en el que tuvo la oportunidad de enfrentarse al Atlético de Madrid. El conjunto de Juanjo Izquierdo terminó perdiendo 2-0 contra los rojiblancos.

La derrota (0-1) contra el otro ‘coco’ del grupo, el CF Bansander, complicó aún más la situación. Las abultadas victorias contra los Marianistas (3-0) y el Arsenal Ichikawa (5-0) sirvieron para acceder a la fase plata, en la que el Cadete Marcet quedó apeado a manos del Montañeros.

Los tres equipos Marcet tuvieron la oportunidad de medirse ante rivales de gran calado en la Oviedo Cup. El objetivo de la expedición era precisamente participar en un campeonato de nivel para poner a prueba todo lo aprendido en los últimos meses de entrenamientos. Una experiencia muy positiva que ha permitido a los alumnos de la Academia de Alto Rendimiento mejorar a través de la competición y dar un paso más hacia su sueño de convertirse en futbolistas profesionales.

Compartir