Seis equipos Marcet participan en la Oviedo Cup junto con las mejores canteras del fútbol europeo.

En Semana Santa muchas son las familias que optan por cogerse unos días de vacaciones para descansar y desconectar, pero también muchas son las que deciden aprovechar este tiempo para disfrutar del deporte en una época tradicionalmente llena de citas importantes para el fútbol base. Entre ellas, la Oviedo Cup, uno de los torneos más prestigiosos de España al que Marcet acude puntualmente todos los años.

Además de nuestra Academia, en Asturias hicieron acto de presencia muchas de las mejores canteras españolas y europeas. Clubes como Atlético de Madrid, Oporto, Athletic Bilbao, Real Sociedad, Espanyol, Valladolid, Eibar u Osasuna no se quisieron perder la cita. Marcet participó con dos equipos Juveniles, un Cadete, dos Alevines y un Benjamín. Dos de ellos lograron acceder a la fase de oro en su categoría, mientras que otro pudo proclamarse campeón de la fase de bronce.

Un año después de haber logrado llegar a los cuartos de final en la competición, los Juveniles Marcet quedaban encuadrados en grupos complicados, con Athletic y Alavés como principales rivales. Aun así, uno de los dos conjuntos llegó a ganar la fase bronce superando en semifinales al Juventud Estadio (2-1) y en la final al Moratalaz (1-0), entrenado por el ex portero del FC Barcelona Víctor Valdés.

Tampoco el Cadete Marcet tuvo demasiada suerte con el sorteo, ya que quedó encuadrado en el todopoderoso Grupo H, junto a dos históricos como el Sporting de Gijón y el Racing de Santander. Tras caer contra estos dos gigantes del fútbol español, el conjunto accedió a la fase de plata, donde en cuartos de final se deshizo de la Gimnástica Torrelavega (2-1) para medirse en semifinales al Eibar, club vasco de Primera División que se impuso por 2-0 después de que el equipo de Marcet fallara un penalti.

Quienes sí brillaron con luz propia en la Oviedo Cup fueron los Alevines. El equipo Sub-12 y el Sub-11 protagonizaron un gran papel en el torneo. El primero logró plantar cara en todo momento a sus rivales y llegar a la fase de oro tras ser derrotado únicamente por la Real Sociedad. En octavos de final cerca estuvo de derrotar al Real Valladolid. Llegó al descanso ganando con dos goles de ventaja, pero en la segunda parte los de Pucela sacaron su mejor imagen para anotar cuatro tantos y dejar el luminoso con un 4-2 que eliminaba al equipo Marcet.

Por su parte, el equipo Sub-11 dejó sensaciones aún mejores. Superaron la fase de grupos siendo derrotados tan sólo por el Real Oviedo y se plantaron en octavos de final contra un histórico como el Lugo, al que lograron superar tras un encuentro trabado que acabó en tablas. Una gran actuación en la tanda de penaltis permitió al equipo Marcet pasar ronda y enfrentarse al Osasuna en cuartos de final. La derrota les esperaba contra el prestigioso club de Pamplona, pero el Alevín abandonó el torneo tras desempeñar un papel maravilloso. Tanto en términos de resultado como de formación deportiva, ya que el objetivo de competir contra rivales de ese calibre era precisamente acumular experiencia de cara al futuro.

 

Compartir