Pablo Arenzana aprovechó los intensivos Marcet para mejorar el disparo con su pierna no hábil. Hoy juega en la Real Sociedad.

Desde los ocho años entrenaba semanalmente en la escuela de la Real Sociedad, pero tuvo que esperar a los 12 para que el club de San Sebastián le fichara. Era 2018 y Pablo Arenzana ya llevaba un año acudiendo a los cursos intensivos Marcet. El delantero riojano es un jugador versátil, que domina ambas piernas y destaca por su altura, fuerza y velocidad.

Pregunta.- ¿En qué equipo estabas antes de fichar por la Real?

Respuesta.- En el Valvanera, un club modesto de Logroño. Allí es donde empecé a jugar al fútbol.

P.- ¿Qué cursos o torneos hiciste con Marcet?

R.- En verano de 2017 acudí al curso de Grado Master y la Academies’ World Cup of Football. Más tarde participé en varios torneos representando a Marcet, como la Ávila Cup y la Media Gol Cup, en Cornellá. En verano de 2018 repetí las mismas experiencias.

Pablo Arenzana en un partido de Marcet contra el Atlético de Madrid.
Pablo Arenzana en un partido de Marcet contra el Atlético de Madrid.

P.- ¿Qué aprendiste en Marcet?

R.- Sobre todo destaco la mejora técnica en la finalización con ambas piernas. Además, aprendí a trabajar en equipo con gente que no conocía de nada. También muy importantes son las relaciones de amistad que hice y que a día de hoy sigo manteniendo.

P.- ¿Te acuerdas el día en que te fichó la Real?

R.- Siempre lo recordaré. Fue a la vuelta de clase. Mis padres me dijeron que venía a casa el secretario técnico del Valvanera y él mismo nos informó de que la Real estaba interesada en ficharme. Sentí muchísima alegría y un gran orgullo.

Pablo Arenzana en un partido de la Real Sociedad.
Pablo Arenzana en un partido de la Real Sociedad.

P.- Con tu nuevo equipo lograste marcar contra el Barça. Además, por tu edad aún eres Infantil, pero ya juegas con los Cadetes. Parece que estás aprovechando la confianza que depositaron en ti…

R.- La experiencia está siendo muy positiva. Además quiero seguir aprendiendo y estoy muy contento de vivir parte de mi etapa formativa en un club de élite como la Real Sociedad.

 

Compartir