Llegar a los primeros entrenamientos del año en las mejores condiciones es clave para hacerse un hueco en el 11 titular.

¡ELIGE TU CURSO DE PRETEMPORADA!

El verano no es una temporada que se suela asociar al fútbol. En las categorías inferiores las ligas no empiezan hasta finales de septiembre, a veces octubre. Muchos futbolistas siguen de vacaciones hasta que sus equipos no reanuden los entrenamientos. Pero otros no quieren perder tiempo y se empiezan a preparar antes, porque quieren llegar al momento de la verdad en las condiciones ideales para demostrar todo su valor y destacar sobre los demás.

“Cada vez es más importante empezar bien la temporada”, explica Carlos Rivero, director técnico de la Academia de Alto Rendimiento Marcet. “En todos los equipos hay una gran competencia por la titularidad y la imagen que ofrecen los jugadores en los primeros entrenamientos del año es determinante para hacerse un hueco en el 11 titular”.

Por esa razón Maël Caisson ha acudido a los cursos intensivos de Verano. “Mis compañeros de equipo prefieren descansar durante las vacaciones, pero yo soy ambicioso y quiero llegar a ser un profesional”, señala el futbolista del Monaco, que decidió utilizar sus vacaciones para progresar y llegar en plena forma a la pretemporada con su equipo, auténtica institución del fútbol francés:

Durante su estancia en Marcet, Maël ha trabajado técnica, táctica, fuerza, resistencia… Antes de empezar la temporada, sin duda la parte física es muy importante: entrenamientos condicionales con pesas, sesiones preventivas en la playa, trabajo aeróbico en la piscina, informes de bioimpedancia, análisis estructurales… El objetivo es fortalecer los músculos, los tendones y el aparato cardiopulmonar para evitar lesiones y tener más recursos físicos durante la temporada.

Pero nunca hay que olvidarse de la pelota. “Han quedado atrás esas pretemporadas en las que sólo se trabajaba la parte física”, comenta Rivero: “Hoy en día, sobre todo en España, es fundamental que cada jugador pueda demostrar al entrenador su competencia y eficacia con el balón. Esa preparación es clave y determina en gran medida el futuro de un futbolista”.

Lo saben Adrían Melero, Pablo Melero y Jaime Barral, tres benjamines del Real Madrid que acudieron a los intensivos Marcet para “mejorar técnicamente y aprender a hacer pases largos” de cara a su inminente paso al fútbol 11. A su edad, la prioridad es formarse técnicamente para seguir dando el nivel que se requiere en un club como el equipo merengue:

“Finalmente, otro aspecto que se trabaja es la interacción grupal con el equipo”, añade Rivero. “Lo más normal es que en septiembre, al volver con sus equipos, los jugadores se encuentren con muchas caras nuevas. Se hace entonces indispensable saber relacionarse bien con los compañeros. Es un aspecto que los entrenadores valoran mucho, porque está directamente vinculado con el rendimiento deportivo”.

Los psicólogos deportivos Marcet realizan tests específicos para trabajar este apartado de forma personalizada a lo largo de los cursos, añadiendo así su grano de arena a una preparación a 360º cuyo objetivo final es que los jugadores puedan empezar el nuevo curso con sus equipos dando lo mejor de sí desde el primer día.

¡ELIGE TU CURSO DE PRETEMPORADA!

 

 

Compartir