Los porteros vuelven a tener un lugar de preferencia en los próximos cursos de verano en Marcet.

MÁS INFO e INSCRIPCIÓN

A veces la decisión de ser porteros responde a una marcada y temprana vocación personal. Otras veces son las circunstancias las que orientan este tipo de elección. Son muchos los guardametas que empezaron como jugadores de campo y que cambiaron de posición por los caprichos del destino. Y no por eso son porteros de segunda. Al revés, muchos de ellos han conseguido llegar a lo más alto pese a no haber comenzado su carrera futbolística como arqueros.

Es el caso de David de Gea, que hasta los 12 años fue el goleador de su equipo del colegio. Según la web de la FIFA, el portero de la Selección española comenzó a enfundarse los guantes para evitar discusiones. “Nunca nadie quería ponerse en la portería, así que empecé a hacerlo yo”. Algo parecido le pasó a Keylor Navas, que en su etapa de formación futbolística también se desempeñó como delantero. O a Rui Patricio, que hasta los 12 años fue delantero. Luego un ojeador le convenció para que probara de portero, lo que propició que unos años más tarde ganara la Eurocopa con Portugal.

David de Gea, Rui Patricio y Keylor Navas.
David de Gea, Rui Patricio y Keylor Navas.

En Marcet nos adaptamos a cada situación, ofreciendo tanto a guardametas nóveles como experimentados una formación que les haga llegar donde antes no llegaban. Parar lo que antes no paraban. En definitiva, buscamos que nuestros porteros progresen en un entorno que les resulte exigente y a la vez les aporte motivación para mejorar.

Los próximos cursos de verano son una buena oportunidad para ello. Desde 6 a 21 años, los jefes de la portería tienen una amplia oferta formativa para seguir creciendo bajo palos. Quizás busques entrenar únicamente con intensidad o puede que quieras incluir competición a la experiencia Marcet. Descúbrela y elige tu manera de progresar como portero.

MÁS INFO e INSCRIPCIÓN

 

Compartir