Rubén Paraíso se apuntó a los cursos Marcet para ser profesional. Hoy defiende la portería del Real Madrid.

Rubén Paraíso empezó a entrenarse en Marcet cuando aún defendía la portería del Las Rozas, club en el que había empezado como pre-benjamín. “Quería mejorar mi técnica y a mis padres les habían hablado muy bien de los intensivos de Alta Tecnificación en Barcelona”, recuerda el hoy cancerbero del Real Madrid, a punto de empezar su tercera temporada con el equipo merengue.

Pregunta.- ¿Qué aprendiste en Marcet? ¿Fueron útiles los cursos para tu desarrollo deportivo?

Respuesta.- Sí, claro. En Marcet son profesionales y llevan a cabo entrenamientos muy específicos. Tenían medios distintos a los que en ese momento estaba acostumbrado.  Yo quería ser un portero profesional y por eso decidí apuntarme. Me acuerdo mucha disciplina y mucho trabajo. En Marcet mejoré mi técnica.

Rubén Paraíso durante un partido del Real Madrid.
Rubén Paraíso durante un partido del Real Madrid.

P.- ¿Qué diferencias había con lo que habías visto hasta ese momento?

R.- La procedencia internacional de los jugadores, la convivencia entre alumnos y técnicos, la disciplina, los entrenamientos específicos… Todos estos elementos me aportaron mucho.

P.- ¿Cómo te defines como portero?

R.- Soy alto, tengo un buen juego aéreo, me siento seguro en el ‘1 vs 1’ y sé jugar con los pies. Mis puntos de fuerza son la rapidez en la toma de decisiones, los buenos reflejos y mi capacidad para comunicarme con el equipo.

P.- ¿Cuál es tu objetivo de cara al futuro?

R.- Ahora ya estoy viviendo mi sueño, que es jugar en el Real Madrid. Quiero trabajar para seguir en este club y quiero llegar a ser profesional.

 

Compartir