Los equipos Marcet salen de gira para enfrentarse a clubes como Sevilla, Villarreal y Sporting de Gijón.

Los regalos de Navidad siempre llegan un poco antes para los alumnos Marcet. Todos los años, a comienzos de diciembre, los equipos de la Academia de Alto Rendimiento viajan a distintos puntos de la geografía española para enfrentarse a las mejores canteras de la Península. La temporada 2019-20 no ha sido excepción, con cuatro expediciones que se desplazaron a Granada, Ávila, Oviedo y Valencia.

Durante cinco días, dos equipos -un Juvenil y un Cadete- tuvieron su base en Andalucía, en la residencia Marcet situada en la Puebla de Don Fadrique. De ahí viajaron a Murcia para enfrentarse al Real  Murcia y a la EFB Pinatar. Sin embargo, el partido más esperado fue el que disputaron contra el Sevilla, que cayó derrotado por 0-2 frente al Cadete Pro A de la Academia Marcet.

El vídeo que encabeza esta página da cuenta de una expedición que fue dura tanto por las condiciones climáticas como por las numerosas horas de autocar acumuladas. Un sacrificio que fue recompensado con la posibilidad de disputar un partido contra una de las mejores canteras de España. Y también con la presencia del ex alumno Óliver Torres, que hizo de anfitrión cuando los dos equipos llegaron a la ciudad deportiva del Sevilla.

Otra expedición, la más numerosa, viajó a Asturias. Tres equipos -un Juvenil y dos Cadetes- se alojaron en Mieres y compitieron contra el Real Oviedo y el Sporting de Gijón, dos históricos del fútbol español que se han convertido en los últimos años en rivales habituales por estas fechas. El Marcet A, buque insignia de esta Academia, logró derrotar a ambos conjuntos, por 1-2 y 1-3 respectivamente. Otros equipos locales -como el Veriña– completaron el cuadro de los enfrentamientos de la expedición asturiana.

A Castilla y León viajaron otros dos conjuntos para enfrentarse al Atlético Casarrubuelos, los Unionistas de Salamanca y los Diocesanos de Ávila. Como en el resto de los casos, los rivales siempre fueron elegidos cuidadosamente en base al nivel de cada equipo. El objetivo siempre es llegar a disputar partidos equilibrados, que permitan a los alumnos ponerse a prueba y sirvan como aliciente para progresar.

Además de Cadetes y Juveniles, también los más pequeños abandonaron Barcelona durante unos días aprovechando el Puente de la Constitución. Alevines e Infantiles se desplazaron a Valencia, donde se alojaron en la residencia Marcet de Vallada. Además de jugar contra equipos locales como el Onda o el Sporting la Pobla, algunos de ellos se pudieron enfrentar al Villarreal. El Infantil A protagonizó un gran partido contra el ‘Submarino Amarillo’, pese a que acabó perdiendo 4-3.

Al margen de los resultados cosechados por cada equipo, las expediciones de esta temporada se saldaron con un balance positivo tanto a nivel organizativo como deportivo. La búsqueda de rivales de nivel a los que enfrentarse -al margen de las competiciones federadas- es uno de los principales cometidos de la Academia Marcet, ya que competir contra grandes equipos es imprescindible para dar una vuelta de tuerca a la formación deportiva de sus canteranos.

 

Compartir