Arnold Barahona se suman a Zelaya y Coto, y ya son tres los jugadores Marcet convocados por la selección Sub-17 de Honduras.

“Ahora sólo pienso en lo que viene”. Eso afirmaba Arnold Barahona hace una semana, después de perderse el partido que enfrentó a los alumnos juveniles Marcet contra el Atlético de Madrid. La decepción duró poco. Lo que venía era una llamada telefónica: “Estás convocado para la selección sub 17”. De este modo, el hondureño se une a su connacional y compañero en Marcet Gustavo Zelaya, que recibió la misma llamada tres días atrás.

“Arnold es uno de los mejores jugadores que tenemos en Marcet”, explica Alberto Martín, entrenador del joven futbolista. “Cuando lo vi por primera vez en el Programa Profesional, llamaba la atención por su capacidad de hacer cosas distintas”, añade. Desde aquel verano de 2015, según afirman sus formadores en Barcelona, la progresión de mediapunta ha sido espectacular. “Es de lo mejor que tenemos en Marcet” sentencia Martín, que elogia su capacidad de generar desequilibrio con el balón.

Llegó a España siguiendo los pasos de Jonathan Rubio, un ex alumno Marcet que ahora juega en Portugal. Desde su aterrizaje, ha metido goles por toda la geografía hispana. Barcelona, Madrid, Valencia o Sevilla han ido curtiendo al jugador hasta alcanzar esta primera cumbre.

A Barahona y a Zelaya los acompaña otro jugador Marcet, el mediocentro Giancarlo Coto. “Giancarlo es un verdadero jugador de equipo”, explica Carlos Rivero, Director Deportivo del Programa Profesional, que destaca su “criterio con el balón”.

Los éxitos no brotan por sí solos. La convocatoria es un premio a la bravura y el sacrificio. Dejaron su tierra por la simple promesa de trabajo duro y exigencia. En lugar de echarse atrás, sus profesores ven con orgullo cómo abrazan los retos y responden por encima de las expectativas.

Jonathan Rubio ha querido acordarse de los tres jóvenes jugadores y les desea suerte con este vídeo:

Compartir