Las vacaciones son el periodo ideal para mejorar gracias a un campus de fútbol personalizado.

¡APÚNTATE AQUÍ!

En el fútbol, como en la vida, hay que fijarse objetivos. Progresar sin establecer metas claras es una misión imposible. Pero también lo es enfrentarse a retos estandarizados. Cada jugador es único y tiene un punto de partida distinto. El reto es encontrarlo. ¿Cuál es el tuyo? ¿Cómo puedes medir objetivamente tu condición para luego poder definir los objetivos que tienes que alcanzar?

A estas preguntas responden los cursos intensivos Marcet, cuya meta inicial es precisamente realizar una radiografía completa del alumno que permita detectar sus debilidades y fortalezas. Se trata de descubrir el verdadero potencial del futbolista y determinar qué competencias deberá adquirir en el futuro para poder desarrollarlo.

Durante el campus de Verano, un equipo de evaluadores específicamente dedicado a esta tarea se encarga de realizar un seguimiento constante de cada jugador, gracias al cual puede definir sus objetivos personales a corto, medio y largo plazo. Estas metas se establecen mediante el Programa Matrix, un sistema de evaluación basado en rúbricas objetivas que puntúan al futbolista en distintos ítems. El siguiente paso del Modelo Pedagógico Marcet es adaptar la oferta formativa a las necesidades del alumno a través de una hoja de ruta que establezca logros concretos, alcanzables y personalizados.

Cada jugador tiene necesidades diferentes en momentos diferentes de su evolución deportiva. Futbolistas con características dispares no pueden seguir el mismo recorrido formativo. Por eso, los jugadores que ya han sido evaluados en un curso Marcet ya no vuelven a pasar por las mismas rúbricas, a no ser que los profesores lo estimen oportuno en pro de su desarrollo técnico-táctico. La adaptabilidad es la clave para que todo el mundo pueda progresar. A su ritmo y con sus peculiaridades. Sólo así es posible desarrollar al máximo las habilidades de cada jugador.

“Me han valorado utilizando una escala del 0 al 40 en más de 140 aspectos”, comenta Erik Sánchez, alumno de los cursos intensivos Marcet. “Si hablamos del disparo, no nos limitamos a analizar el tiro en sí, sino que diferenciamos entre interior, empeine, puntera, volea, etc.”, explica Jordi Aumatell, responsable del Departamento de Evaluación, cuya misión es monitorear de forma objetiva la progresión de los jugadores.

Cada alumno también tiene la oportunidad de disfrutar de sesiones personalizadas de Nuevas Tecnologías. “Hay herramientas que hasta hace pocos años no existían y que ahora estamos incorporando al fútbol. Es algo que muy pocos clubes amateur tienen y que supone un gran valor añadido con respecto a otros tipos de escuelas o academias”, comenta Carlos Guzmán, que lleva cuatro años en nuestro Departamento de Nuevas Tecnologías.

“Sentirme partícipe de la evolución de un alumno es un gran motivo de satisfacción profesional”, ánade el analista. “Como cuando ves que un jugador es fichado por un equipo o convocado por su Selección y, al cabo de unos meses, te manda un mensaje y te da las gracias. El hecho de que se acuerden de ti quiere decir que el trabajo que estás realizando acaba llegando a los alumnos”.

Según la edad de los alumnos, los cursos de fútbol se dividen en Forja, Alta Tecnificación y Alto Rendimiento. Los entrenamientos de los primeros campamentos están dirigidos a niños de entre 3 y 5 años, y tienen lugar en Barcelona; los segundos, a chicos de entre 6 y 13 años, y se desarrollan tanto en Barcelona como en Madrid. Los clases de Alto Rendimiento son para alumnos de entre 14 y 21 años, y tienen lugar en la sede central de Barcelona.

El objetivo de los cursos de Alta Tecnificación de la Fundación Marcet es que los alumnos entiendan los conceptos de la técnica colectiva y asimilen los movimientos tácticos en el desarrollo del juego, siendo capaces de automatizar los elementos de la técnica individual, lo que les permite mejorar la visión de juego, pensar rápido y tomar buenas decisiones.

Los principales objetivos técnicos de aprendizaje de este campus son la mejora en los siguientes aspectos del juego: control, regate, pase, conducción y tiro (también con la pierna no hábil), además de juego de cabeza, técnicas ofensivas, técnicas defensivas e inteligencia en el fútbol.

Pero la evolución experimentada por los alumnos durante el campamento va más allá de deportivo. “Empiezas buscando fútbol, pero una vez que estás aquí encuentras algo más”, explica Pablo Álvarez Pincay, que lleva años llevando a sus hijos a los intensivos Marcet. “Aquí han aprendido a convivir y han madurado bajo todos los puntos de vista. Es una experiencia muy enriquecedora”, comenta en este vídeo, en el que dialoga con el padre de otro alumno:


Rubén Martí sabe de lo que hablan estos padres. Lleva más de 20 años en Marcet y es hoy coordinador de los cursos de fútbol de  Alta Tecnificación. En la siguiente grabación relata su día a día durante un campus y cuenta la importancia que tienen los valores para formar no solamente a futbolistas, sino a personas:


“Cuando estás trabajando con tanta gente son muchos los frentes que hay que cubrir: atender a familiares, a chicos por problemas puntuales, a los entrenadores, a los equipos que vienen para participar en nuestros torneos… La satisfacción personal es ver que todos los inconvenientes se van solventando y los chavales se van contentos. Entonces sientes que el trabajo que has hecho ha valido la pena”.

Desde el punto de vista de los alumnos, no hay una única manera de vivir los cursos intensivos. Cada jugador tiene sus prioridades y sus objetivos personales. Como Adrían Melero, Pablo Melero y Jaime Barral, tres benjamines del Real Madrid CF que acudieron al campus de Verano de la Fundación Marcet para “mejorar técnicamente” y “aprender a hacer pases largos” de cara a su inminente estreno en el Fútbol 11. Y también para mantener durante las vacaciones el nivel que exige un equipo como el club merengue.


HORARIO TIPO ALTA TECNIFICACIÓN
09.00h Sesión 1, entrenamiento
10.30h Tentempié
11.00h Sesión 2, entrenamiento
12.30h Circuito de técnica
13.30h Evaluación técnica
14.30h Comida
15.15h Entrenamiento audiovisual
16.00h Sesión 3, entrenamiento
17.00h Partido didáctico
18.00h Ducha y merienda
18.30h Turismo
20:30h Cena
21:30h Tiempo libre
22:00h En residencia
23:00h Luces apagadas

Los alumnos a partir de los 14 años siguen un programa orientado al fútbol profesional y son citados individualmente para comprobar su evolución de forma personalizada. “Es una oportunidad para aprender cosas nuevas”, explica el portero Alfonso Aragón, que recientemente se apuntó a un curso de Alto Rendimiento. “Aquí ves el fútbol de otra forma. Es una experiencia que te abre la mente, y al final eso es de lo más importante. El ritmo del curso es casi profesional y hay actividades durante todo el día: entrenamientos técnico-tácticos, sesiones físicas, en la playa, en la piscina, psicología deportiva…

Alfonso se tomó el curso como una oportunidad para llegar en plena forma a la vuelta al trabajo con su equipo, el SD Huesca. Otros, como el delantero estadounidense Antonio Puerta, vienen a Barcelona para disfrutar de una experiencia formativa que en sus países de origen no pueden tener: “Cada año vuelvo porque cuando me marcho soy un jugador mejor del que llegó. Es muy duro y muy divertido a la vez”.


También hay alumnos que reúnen las condiciones tanto de Alfonso como de Antonio. Es el caso de Maël Caisson, que lleva toda su vida en las filas de un club prestigioso como el AS Monaco FC. Para él, los cursos de la Academia Marcet son un recurso fundamental en el camino hacia la excelencia futbolística. “Mis compañeros de equipo prefieren descansar durante las vacaciones, pero yo soy ambicioso y quiero llegar a ser un profesional. He venido a este campus de Verano porque en Francia no hay nada de este tipo. Encontré muchos campus que ofrecían 10 o 15 horas de fútbol a la semana. Pero aquí me garantizan 40 horas”.


“Me esperaba entrenamientos intensos, pero lo que he visto ha ido más allá de mis expectativas”, comenta Ernest Addi, que llevó a su hijo a Barcelona para entender si realmente tenía los requisitos para llegar al fútbol profesional. Decidió acompañarle y cruzar el charco con él: “Quería verlo con mis ojos. Quería ver si me gustaba o no. Si era bueno para él o no. Y lo que he visto me ha gustado”.


Para dar cabida al gran numero de actividades que se llevan a cabo durante los cursos de Verano de Alto Rendimiento, los horarios son de días alternos (A-B-A-B, etc.):

HORARIO TIPO A
07:00 Diana
07:30 Tentempié
08:00 Sesión técnico-táctica
09:00 Sesión física
09:15 Ducha
09:30 Desayuno
11:00 Entrenamiento
11:30 Psicología deportiva
13:00 Sesión técnico-táctica
14:00 Ducha
14:15 Comida
15:00 Actividad lúdica
18:00 Sesión técnico-táctica
19:00 Sesión física
19:15 Ducha
20:00 Cena
21:00 Tiempo libre
22:00 Residencia
23:00 Luces apagadas

 

HORARIO TIPO B
07:00 Diana
07:30 Tentempié
08:00 Sesión técnico-táctica
09:00 Pausa
09:15 Ducha
09:30 Desayuno
10:00 Entrenamiento
11:00 Pausa
11:15 Entrenamiento
12:45 Ducha
13:00 Comida
13:45 Siesta
16:00 Psicología deportiva
17:30 Técnica individual
18:00 Sesión técnico-táctica
19:00 Sesión física
19:15 Ducha
20:00 Cena
21:00 Tiempo libre
22:00 Residencia
23:00 Luces apagadas

El Plan Marcet es el único en España que ha desarrollado un Programa Educativo de Estimulación Temprana Integral encauzado a la mejora de la técnica del fútbol. Su objetivo es desarrollar todas las potencialidades del niño para que, cuando se inicie específicamente en este deporte a partir de los 6 años, esté perfectamente preparado para hacerlo a un gran nivel.

La importancia de la estimulación cerebral en la primera infancia es fundamental en el proceso posterior de aprendizaje. Es decir, cuanto más y mejor estimulación reciba el cerebro del niño en su periodo de formación, más rápida y más completa será su organización neurológica y, consecuentemente, más altas serán sus capacidades para el deporte.

Un alumno del Programa Forja golpea la pelota durante un entrenamiento.

El Programa Forja está llevado por un equipo de especialistas que incluye a pedagogos, neurólogos y psicólogos, además de técnicos deportivos. Su objetivo es conseguir una correcta organización neurológica y así prevenir posibles deficiencias en la motricidad, apoyando todo el desarrollo en el movimiento global: gateo, arrastre, caminar en patrón cruzado, pasos y saltos rítmicos, volteretas, croquetas, braqueación y práctica de la natación. Se trata de ofrecer al niño un ambiente lleno de estímulos que le permita estructurar su motricidad de tal forma que le lleve al máximo de sus posibilidades.

HORARIO TIPO
09.00h Juego de inicio
09.40h Tentempié
10.20h Bits de memoria
11:00h Vídeo de acciones técnicas
11.20h Reglamento
11.40h Paseo de reconocimiento de nombres y dimensiones
12.00h Modelos vivos de técnica individual
12.20h Partido adaptado por edades
13:30h Comida
14.30h Siesta
16.00h Ejercicios neuromotores
16.20h Partido
16:40h Ducha
17.00h Merienda

 

Nivel de exigencia

Es muy importante no confundir los cursos de Alta Tecnificación y Alto Rendimiento Marcet con colonias que se imparten en España u otros países con la única finalidad de entretener a niños y niñas durante sus vacaciones. Se trata de cursos que no tienen método pedagógico definido y a menudo cuentan con el escudo y el nombre de un gran club como única referencia de marketing. En estas colonias, los jóvenes podrán -con suerte- hacerse fotos con algún jugador famoso, visitar míticos estadios, pasear por ciudades bonitas, pero en ningún caso aprenderán fútbol ni progresarán en la técnica y la táctica individuales, y mucho menos en conceptos colectivos. Por eso, es muy importante que tanto los padres como los jugadores sean conscientes de que la intensidad y la exigencia física y mental de los cursos Marcet son muy altas.

Un profesor evalúa a un alumno durante un entrenamiento en la ciudad Deportiva Marcet en Barcelona.
Un profesor evalúa a un alumno durante un entrenamiento en la ciudad Deportiva Marcet en Barcelona.

 

Eso no quiere decir que los alumnos Marcet no se diviertan aprendiendo. Cada día experimentan y asimilan una gran cantidad de conceptos, habilidades y técnicas plenamente conscientes de su progresión. Pese al trabajo duro de toda la jornada, están deseando que llegue el día siguiente porque saben que cada minuto que pasa están mejorando como futbolistas y como personas. Este es el secreto gracias al que cada año decenas de alumnos Marcet se incorporan a la disciplina de clubes de 1ª división de España o Europa.

 

Detalles de organización

El primer día, los alumnos tienen que llegar a las 7:00h de la mañana para la presentación del equipo técnico y la formación de los grupos iniciales. Luego se realizará una serie de pruebas para valorar el nivel exacto de cada jugador y situarlo en el grupo más adecuado durante el curso. El profesor aprovecha este test inicial para detectar los puntos donde debe incidir más.

El primer día se hace entrega al alumno del pack oficial con camiseta de entreno, camiseta de paseo, pantalones cortos y medias. Cada jugador tiene que acudir con sus botas, posiblemente multitaco, ya que todos los campos son de césped artificial de última generación. Es mejor no estrenar botas durante el curso, porque las nuevas suelen causar ampollas.

Tras finalizar el curso, el cuerpo técnico Marcet entregará a todos los alumnos evaluaciones personalizadas para poder determinar las posibilidades de futuro de cada jugador.

 

Residencia

El servicio de residencia –con supervisión 24 horas al día y 7 días a la semana– es opcional para aquellos jugadores que no vivan en Barcelona. Los alumnos en este régimen reciben un uniforme extra y disfrutan de una serie de actividades de ocio fuera de los horarios de entrenamiento, como pueden ser el karting, el laser tag o excursiones de tipo turístico.

El alojamiento estándar es en habitaciones de mínimo cuatro personas. En función de su disponibilidad y de la afluencia de alumnos, se adaptará la oferta en salas múltiples con literas preparadas para ocho o más jugadores. No obstante, si alguna familia quiere que su hijo resida en un alojamiento de Categoría Superior (habitaciones para dos o tres alumnos) puede contratar el servicio con un suplemento diario sobre el precio del curso con residencia (oferta limitada).

También está disponible un servicio opcional de recogida y entrega en el aeropuerto, estación de tren o autobuses de aquellos alumnos que viajen solos. Es un acompañamiento personalizado y realizado por un responsable Marcet.

En el caso de necesitar ampliar las noches de estancia -tanto antes del inicio del curso como al final- para cuadrar con las fechas y horas de vuelo o trenes, es posible contratar noches extra en la residencia.

¡APÚNTATE AQUÍ!

Compartir