A sus 18 años, Vladimir Moskvichev ya forma parte del primer equipo del Dinamo de Moscú.

Uno de sus libros de cabecera es la biografía de Andrés Iniesta. Quizás es por eso que Vladimir Moskvichev empezó a viajar a Barcelona para pulir su táctica y su toma de decisiones en el campo. La primera vez fue en verano de 2014, durante los cursos Marcet de Alto Rendimiento. Ya llevaba más de cuatro años en la Academia del Dinamo de Moscú, pero quería mejorar para llegar al primer equipo del conjunto ruso.

“Hay que tener objetivos ambiciosos”, comentó el mediocentro en 2016, durante una de sus estancias en Barcelona: “Mi próxima meta es entrar en el segundo equipo del Dinamo, para después llegar al primero”. Dos años después sus palabras se cumplieron como una profecía. No sólo Vladimir fue convocado con el primer equipo. También fue el primer jugador nacido en 2000 que tuvo el honor de entrenarse con la plantilla principal del Dinamo de Moscú.

Vladimir Moskvichev (izda.) durante un entrenamiento del Dinamo de Moscú.
Vladimir Moskvichev (izda.) durante un entrenamiento del Dinamo de Moscú.

Su moderna visión del ‘deporte rey’ explica su ascenso en las filas del club moscovita, el más antiguo de Rusia. “Para mí fútbol inteligente significa dar pases rápidos y abrir espacios en el campo. Por eso Iniesta es uno de mis jugadores favoritos. Me gusta el fútbol combinativo, sobre todo el estilo del Barça”, explicó Vladimir a la web de su club.

En Marcet el pivote ruso -que también se desempeña como central y lateral derecho- encontró lo que buscaba para dar el salto que tanto ansiaba. “Los entrenamientos aquí son muy buenos y más exigentes que en Moscú. En mi país nos entrenamos una vez al día… ¡Aquí tres! La diferencia se nota. Además en Marcet hay sesiones en playa y en piscina. La preparación física es muy buena”.

Según datos de la web especializada Transfermarkt, Vladimir tiene a día de hoy un valor de mercado de 350.000€. Todo un éxito a sus 18 años de edad, sobre todo teniendo en cuenta que ya suma 39 presencias con las categorías inferiores de la Selección de Rusia. Su talento, su sacrificio y su concepto futbolístico marcarán sin duda el camino para la próxima generación de jugadores que aspiren a llegar a lo más alto. En Rusia y en el resto del mundo.

Compartir