Para llegar a la Cultural y Deportiva Leonesa, Vladimir Osipov tuvo que entender que aún le faltaba mucho por aprender.

Hace cinco años Vladimir y su familia decidieron abandonar su país y mudarse a España. Su destino era Barcelona, y el objetivo era el fútbol. A sus 12 años, el delantero ruso no estaba satisfecho con el nivel de su equipo local. Buscaba una Academia para formarse y encontró Marcet. Hoy Vladimir Osipov acaba de fichar por la Cultural y Deportiva Leonesa y ha empezado una nueva aventura en la cantera de un equipo de Segunda División.

Pregunta.- ¿De verdad tu familia se mudó para el fútbol?

Respuesta.- Sí, el fútbol fue la principal razón. Ahora mi madre sigue viviendo en Barcelona, y yo en León.

P.- ¿Cuáles son tus primeras impresiones tras haberte sumado a la disciplina de la Cultural?

R.- Aquí hay calidad y saben muy bien cómo cuidar a los futbolistas. Es una oportunidad de oro para mí.

“mi familia dejó rusia para mudarse a barcelona. el fútbol fue la razón”

P.- ¿Qué tipo de jugador eres?

R.- Soy volante o extremo a pierna cambiada. Creo que tengo una buena técnica, un potente disparo desde lejos y mucha visión de juego. Eso sí, soy un poco vago…

P.- ¿Vago?

R.- Para progresar tuve que dejar de pensar que era muy bueno. Tuve que ser más humilde, esforzarme más y empezar a correr. Me di cuenta de esto en Marcet, sobre todo gracias a un entrenador como Pere Tarradellas. Entendí que no podía llegar a ningún lado sin ponerle todas las ganas. Así es cómo mejoré mucho no sólo en el campo, sino también como persona.

P.- ¿Cuáles son tus mejores recuerdos de Marcet?

R.- Sin duda la expedición a Francia que realizamos en la temporada 2017/18. Fueron muchas horas de autocar, pero mereció la pena. Fue una gran experiencia, porque nos enfrentamos a rivales de gran calidad. También me encantó ir a jugar contra el Mallorca, en una de las mejores ciudades deportivas que recuerdo.

P.- ¿Y tu mayor satisfacción?

R.- Dejar de perder tiempo y llegar a entender que el trabajo es lo que me puede ayudar a ser mejor.

 

Compartir