Renné Rivas lleva toda su vida quemando etapas. La llamada de la Selección venezolana no hace sino confirmar su trayectoria ascendente.

Renné creció viendo partidos de fútbol en la televisión. Era el menor de tres hermanos y juagaba con ellos sin parar. La diferencia de edad le animaba. La motivación y el esfuerzo le permitían competir con ellos sin que la brecha física se notara demasiado. Dos características que acompañarían al defensa venezolano en su trayectoria deportiva, cuya última etapa ha sido la Selección ‘Vinotinto’.

El año 2012 fue clave para Renné Alejandro Rivas Alezones. Fue entonces cuando decidió apuntarse por primera vez a una escuela de fútbol. Y también cuando viajó a España para formarse en Marcet, donde hizo un curso intensivo de Alta Tecnificación y participó en la Academies’ World Cup of Football. “En Barcelona había otro nivel en cuanto a exigencia”, recuerda el lateral izquierdo, que también puede desempeñarse como central: “Hacíamos horas y horas de entrenamiento, casi todos personalizados. Allí senté las bases de mi técnica“.

“En marcet Entendí que tenía que trabajar más y empecé a asumir el fútbol con más responsabilidad”

Compartir vestuario con jugadores procedentes de todo el mundo me hizo crecer. Entendí que tenía que trabajar más y desde entonces empecé a asumir el fútbol con más compromiso y responsabilidad. Tanto es así, que cuando regresé a Venezuela las horas de entrenamiento siempre me parecieron insuficientes”.

De vuelta a su país, Renné pudo entrar en las filas del Mineros de Guayana, el mejor equipo de la zona donde vivía con su familia. Con este club participó en la Serie Élite, el torneo de fútbol base más importante de Venezuela. Lo hizo en la categoría 2001-2002, pese a ser dos años más joven. Poco después, en otro torneo se proclamó campeón de Venezuela representando a su estado, del que tuvo que alejarse pocos años después para progresar en su carrera. Recibió entonces la llamada del Caracas FC, el club más laureado del país, con el cual llegó a realizar tres pre-temporadas con el primer equipo.

Renné Rivas, durante un partido de la Selección de Venezuela.
Renné Rivas, durante un partido de la Selección de Venezuela.

Actualmente Renné juega en el segundo equipo del club de la capital venezolana. Todo un éxito para un chico de 16 años que acaba de ser convocado por la ‘Vinotinto’. “Participé en tres concentraciones del combinado nacional Sub-17 y viajé a Europa para competir en el Campeonato Internacional de Formación Sub-16, que se disputó en en Praga. Cuando supe que contaban conmigo, pasé todo el día dándole las gracias a Dios por tan grande bendición”.

En Praga Renné jugó contra EEUU, Hungría y República Checa, el equipo anfitrión. Fue titular en todos los partidos y llegó a anotar un gol de penalti. “Ahora tengo que seguir trabajando para poder ser parte de la selección absoluta. Mi sueño es fichar por un equipo español, pero también tengo que pensar en los estudios y aprender otro idioma, porque eso es fundamental para mi carrera como futbolista. Esta es una profesión integral”.

Compartir